miércoles, 27 de agosto de 2008

Daredevil: Historia de un hombre sin miedo. Parte LXXXIII: Secundarios sin miedo II.

Siguiendo con el repaso a los secundarios de la colección le toca el turno ahora a algunos de los personajes secundarios que pasaron por dos de las etapas más definitorias del personaje, la de Frank Miller y la de Ann Nocenti.

Cuando Frank Miller se hizo con las riendas de Daredevil poco a poco fue haciendo suyo al personaje, transformándolo y moldeándolo hacía el personaje que conocemos hoy en día, para ello Miller no dudo en trastear con el origen del personaje, un origen por otra parte tan clásico como endeble, vale, unos residuos radiactivos le habían cegado y dado supersentidos, ¿pero hasta que punto resultaba creíble (dentro del ámbito en el que nos movemos) que un chaval entrenándose en solitario llegase a alcanzar la habilidad de un gimnasta de primer nivel?.

Partiendo de esta base Miller estableció que el accidente que cegó a Matt solo fue el desencadenante de algo más, en realidad Murdock era uno de los pocos elegidos que habían nacido en esta generación, uno de los pocos que podían combatir en la eterna lucha entre el bien y el mal, simbolizados en este caso por la lucha de la Casta y la Mano dos sectas de origen japonés que llevaban centurias combatiéndose, la Casta fue la primera en fijarse en Matt, y su líder Stick, (aparecido por primera vez en Daredevil volumen I USA 176 incluido en el número 6 del coleccionable dedicado al personaje) sería el encargado de entrenarle desde que adquirió sus poderes.

La figura de Stick no sería la del típico sensei, ciego al igual que Matt, Stick se trata de un cínico y descreído canalla que no duda en ser extremadamente duro con Matt, con tal de que este asimile lo que ha de convertirse, diversos desencuentros (relacionados con la venganza que Matt lleva a cabo tras el asesinato de su padre), hicieron que los caminos de ambos se separasen y Matt nunca pasase a formar parte de las Casta, dedicándose a combatir el mal según sus propias reglas, sin embargo la relación permaneció y Matt no duda en pedir ayuda a Stick cuando pierde su sentido del radar, o cuando la Mano trata de resucitar a Elektra (una Elektra que por cierto también fue entrenado por Stick, que como ya sabemos termino por rechazarla, contribuyendo así a desencadenar lo que vino después), combate este último en el que Stick moriría sacrificándose para salvar la vida a Matt y a Piedra, el que por entonces se antojaba como ultimo miembro de la Casta, desde entonces Stick ha realizado apariciones esporádicas a base de flashback, o un tanto “oníricas” como durante la etapa DeMatties.

La presencia de Stick, la Casta, La Mano y demás permitió a Miller introducir en la serie elementos de la mitología japonesa (Miller era un gran amante del comic y la cultura japonesa, y fue de los primeros en introducir técnicas narrativas más propias del manga en el comic estadounidense), uniendo así en su etapa al frente del cuernecitos, dos de sus grandes pasiones, el genero negro y la ya mencionada mitología japonesa.

Siguiendo un poco con la Casta, de los miembros que nos presento Miller a parte de Stick el más destacado es Piedra (aparecido por primera vez en Daredevil volumen I 188 USA de la mano de Fran Miller e incluido en número 10 del coleccionable de Daredevil), último miembro superviviente de la secta, Piedra, como su nombre bien indica, se trataba de un soldado sólido como una roca, con larga experiencia en el combate contra la Mano, su sacrificio para ¿resucitar? a Elektra, fue clave para su regreso, años después, cuando se interpreto que la resurrección de Elektra más que espiritual (como decía Miller), fue física.

La Casta que parecía desaparecida tras la etapa Milller volvería durante la etapa Chichester (al igual que otros tantos conceptos millerianos), desempañando un papel de pacifistas recalcitrantes no muy acorde con el descrito por Miller en un principio.

Más allá de la Casta y los personajes generados en torno a ella, hay otros dos personajes que destacan durante la etapa Miller, el primero el Teniente Nicholas Manolis, aparecido por primera vez en Daredevil volumen I USA 167 de la mano de David Micheline y Frank Miller, (incluido en el número del coleccionable 3 de DD) un veterano y honrado policía de vuelta de todo que durante la primera etapa de Miller al frente del personaje, se torno en aliado y contacto policial de Daredevil, lo que no evitaría que tuvieran sus disputas como cuando Daredevil el salva la vida a Bullseye, algo que Manolis no termina de comprender, en Born Again, Manolis jugaría un papel relevante, ya que su falso testimonio serviría para condenar a Matt y hacer que este perdiera su licencia de abogado, condicionado por una enfermedad familiar a la que no podía hacer frente, Manolis que había permanecido honrado toda su vida se veía entonces obligado a venderse cuando ya estaba jubilado, su posterior arrepentimiento, no podría verse culminado, siendo su brutal tortura y asesinato ante un asustadísimo Ben Urich uno de los momentos más impactantes de Born Again.

El otro personaje, sería Becky Blacke, aparecida por primera vez en Daredevil volumen I USA 155, de la mano de Roger McKenzie y Frank Robbins (incluido en el número 1 del coleccionable de Daredevil), Becky se trataba de la nueva secretaria del despacho de Foggy y Matt, como personaje alcanzaría verdadero protagonismo y fuerza de las mano de Frank Miller, que nos mostraría como de joven fue violada y confinada a una silla de ruedas por un salvaje asaltante, muy, muy parecido a Melvin Potter, alias el Gladiador, Becky con la ayuda de Matt, encontraría al verdadero asaltante y se atrevería por fin a enfrentarse a lo que le paso, denunciando a agresor y encontrado cierta paz por primera vez en años, tras esto y con una larga estancia en al serie, Becky desapareció de la misma tras Born Again sin apenas dejar rastro hasta que ahora Brubaker la ha recuperado, gracias a lo cual hemos sabido que todos estos años se los paso terminado la carrera de derecho, y ahora ha retomado la relación de trabajo con Matt y Foggy, aunque en este caso ya no como secretaria si no como socia del bufete Nelson, Blake & Murdock, sin duda un regreso afortunado para un personaje muy interesante.

Entrando ya en la etapa de Nocenti al frente del personaje, cabría señalar que tal vez sea una de las más prolijas en lo que a secundarios interesantes se refiere, teniendo como siempre que seleccionar, uno de los más importantes y cuya trama condiciono gran parte de la etapa Nocenti, sobre todo en su primera fase, sería Tyrone (primera aparición en el Daredevil volumen I USA número 248, incluido en el número 1 del volumen II de Daredevil de Forum), el cual seria cegado por los residuos radiactivos vertidos en un lago de Central Park por Kelco, una empresa perteneciente a Wilson Fisk.

Matt identificándose en cierta medida con Tyrone y su tragedia, además de proporcionarle ayuda legal indirecta (había perdido su licencia de abogado y no podía defenderle él mismo) trato de enseñarle que su ceguera no tenía por que ser una debilidad, intentado mostrarle lo mismo que Stick le enseño a él, sin embargo, la dureza de sus métodos, provoca más rechazo que otra cosa por parte del chico, el cual tras ganar el juicio, no volvió a ser visto por la serie, una lastima ya que la tirante relación, maestro-alumno entre Matt y Tyrone, tenía bastante potencial.

No menos potencial tenían los Torpones (primera aparición en Daredevil 248 USA en España en el número 1 del volumen II del Daredevil de Forum), una banda formada por tres niños (Bola Ocho, Darla y Ralph), que enlazaban perfectamente con el marcado carácter social que Nocenti imprimía a sus guiones, hijos de familias disfuncionales, y pasando gran parte del día en las calles de la Cocina del Infierno, Nocenti uso a los Torpones para mostrar la realidad de alguno de los barrios deprimidos la gran urbe, donde los niños apenas tienen salidas, tres personajes entrañables y carismáticos, que pusieron en más de un aprieto (sobre todo moral) a Matt, y que desgraciadamente más allá de la etapa Nocenti, y de alguna que otra historia suelta aparecida de complemento en los anuales del personaje, no hemos vuelto a ver, en fin, siempre queda la esperanza de que Brubaker se acuerde de ellos.

Pasando a la segunda fase de la etapa Nocenti al frente del personaje, aquella marcada por el peregrinaje de DD por la América profunda, destacan sobre todos dos personajes, Brandy Ash (primera aparición en Daredevil volumen I USA 271, en España en el Daredevil volumen II de Forum nº 18) y Número 9 (primera aparición en Daredevil volumen I USA 272 en España en Daredevil volumen II de Forum números 18-19), la primera hija de un magnate rural propietario de nombre Skip Ash, se trataba de una rebelde frustrada por vivir del dinero de un padre al que despreciaba por sus negocios sucios y su cruel trato a los animales, la segunda una mujer modificada genéticamente para ser la “esposa perfecta”, y que representaba todo lo que Brandy odiaba.

La presencia de estos dos personajes no fue más allá de la larga y confusa saga de Mefisto, en (Daredevil volumen I USA 276-282, en España en Daredevil volumen II de Forum números 21-25), y culmino con la muerte de Brandy, y la marcha de Número 9 con los Inhumanos, aun así el radicalismo de Brandy, y la ingenuidad de Número 9 con DD atrapado en el medio supuso un muy interesante contraste, en el que Nocenti demostró su gran capacidad para caracterizar a los personajes; al contrario que en el caso de los Torpones o Tyrone, ni Brandy ni Número 9 son personajes especialmente revindicables (aunque la segunda, dotada de diferentes poderes, y sin conocer nada del mundo más allá del laboratorio donde fue modificada genéticamente, tiene un gran potencial), pero aún así fueron bastante importantes en una de la etapas claves del personajes, y no esta de más al menos recordarlas.

5 comentarios :

lord_pengallan dijo...

Yo, a veces, fantaseo con que en un futuro Tyrone sustituya a Murdock como DD.
La etapa de Nocenti (y Romita jr.) es genial, es una pena que nadie se esfuerce por recuperarla.
A mi nº9 si me gustaba, como tú, la veo un pj con mucho potencial por su singularidad.
La verdad es que la etapa de Nocenti cada vez se hizo más rara, surrealista e ininteligible pero como disfrutaba yo con el dibujo de Romita y leyendo algo diferente.

fer1980 dijo...

Si la verdad es que los secundarios de la etapa Nocenti/Romita Jr, merecen mucho la pena, sobre "La Saga de Mefisto", buff, la verdad es que creo que a Nocenti se le fue algo la olla.

Anónimo dijo...

DD "NINJA"

"siempre he odiado el rollo ninja"

Y así niños y niñas, Bendis, se carga de un plumazo todo el bagaje oriental del personaje.

Mr. Fuck U

fer1980 dijo...

Bueno tampoco es eso, el "rollo ninja" estuvo bastante presente en toda la etapa Bendis.

Fox dijo...

Probando comentarios de nuevo...