martes, 17 de junio de 2008

Los Soprano, la mafia televisada.

Si hay una serie que ha gozado de prestigio y reconocimiento casi universal esta es Los Soprano, decidido a comprobar por mi mismo el por que de ese prestigio inicie hace ya un tiempo el visionado de las seis temporadas que componen la serie, serie que acabo de terminar hace poco tiempo.

Cuando uno afronta una serie como Los Soprano, centrada en las desventuras de una familia mafiosa de New Jersuy, lo que espera es encontrar una especie de Uno de los nuestros, o El Padrino serializada, y lo encuentra...junto con mucho más.

Más allá de la trama, más allá de la escalada de poder del Tony Soprano, Los Soprano es ante todo una serie de actores, donde todos y cada uno de sus protagonistas da una autentica lección, te crees sus personajes, incluso llegas a comprender sus miserias, y eso que hablamos de mafiosos sin escrúpulos, homófonos, asesinos y pendencieros.

El hilo conductor de la serie se centra en las visitas de Tony Soprano (interpretado por un majestuoso James Gandolfini), a una psiquiatra (la Dra Jennifer Melfi, primorosamente interpretada por una bellísima Lorraine Bracco) , para solucionar sus problemas mentales que le llevan a sufrir ataques de pánico, a partir de ahí asistimos a la escalada de poder de Tony Soprano, a sus sangrientos enfrentamientos con otras familias mafiosas, a sus complejas relaciones familiares, y a un sinfín de situaciones en lo que lo más importante no es la trama de fondo, si no las relaciones personales, la evolución de unos personajes que van creciendo a medida que avanza la serie.

Los Soprano es una serie sobre las relaciones familiares, la confianza, el ansía por el poder, la búsqueda de la propia identidad, a todo esto añade una violencia cruda y realista que llega en muchas ocasiones de la mano de un Tony Soprano incapaz de controlar sus ataques de ira, y que llega a asesinar a la gente de sus circulo más interno solo para afirmar su posición, lo más curioso de todo, viene de la percepción que Tony tiene de si mismo, en uno de los últimos episodios, desbordado por los acontecimientos Tony se queja ante su psiquiatra de lo injusto que es que todo le salga mal, cuestionado sobre el motivo por el que le parece injusto Tony solo acierta a responder “¡Por que soy un buen tipo!”, y en el fondo, pese a sus asesinatos, a sus infidelidades, a sus robos, asaltos e intimidaciones, Tony solo quiere proteger a su familia y asegurarse de que tengan un buen futuro, la actuación de Gandolfini es tan buena que pese a estar ante poco más que un monstruo, uno no puede evitar sentir cierta empatía por un personaje cuya sola presencia justifica una serie cuyo nivel de actuación explica su elevación a los altares.

Capitulo aparte merece el polémico final de la serie, sin entrar en detalles, la primera vez que uno lo ve no puede sentirse si no estafado, sin embargo tras pensarlo un poco, lo cierto es que es un final sobresaliente, ¿muere Tony?, ¿sigue vivo?, ¿qué significa realmente ese final?, Internet esta plagado de teorías sobre lo que sucede en apenas diez segundos de uno de los finales más polémicos de la historia televisiva americana, lo cual dice mucho a favor de una serie que no podía tener un final claro ya que la ambigüedad ha sido siempre una de sus señas de identidad.

En definitiva una serie cojonuda, que engancha desde el principio por el tremendo carisma de sus personajes y es que el nivel, la calidad de las actuaciones que se pueden ver en Los Soprano, rara vez he tenido la oportunidad de verlas no ya solo en la televisión, si no incluso en el cine.

6 comentarios:

Miguel N4 dijo...

Qué buena es esta serie. Leyendo este texto casi me dan ganas de "hacerme con ella" y hacer una revisión como debe ser. Y ya puestos, hasta una reseña puede que caiga.

Sin duda, es una de las mejores series de televisión que he visto a lo largo de mi vida.

fer1980 dijo...

Pues si buena, buena, la acabo de terminar de ver y ya tengo ganas de volver a verla.

BELDARIN dijo...

hola fer yo voy viendo la tercera temporada y no paro de visionar cada uno de sus capitulos. ya te contare cuando acabe. Aunque me han dicho que el final de la serie un poco flojo. No es un comentario mio es de algunas personas.

fer1980 dijo...

El final...bueno el final es diferente te va a dejar pillado, pero si lo piensas tiene bastante sentido, ya lo veras.

Mariana Hernández dijo...

Las últimas dos temporadas fueron escritas por el que inventó Mad Men, Matthew Weiner, y desde ahí podemos constar que es un genio creativo.

Fer1980 dijo...

Desconocía el dato. Me tengo que poner con Mad Men un día de estos.