sábado, 3 de enero de 2015

“Mis comis” de 2014.

Un año más voy con mis preferencias de las novedades del año. Este 2014 ha sido muy interesante tanto en novedades como en reediciones y todo apunta a que el 2015 seguirá el mismo camino. Como el año pasado, este haré solo el top cinco en lugar del antaño habitual top diez.


5.- Locke & Key de Joe Hill y Gabriel Rodríguez (Panini/IdwPublishing): La historia de fantasía y horror que ha tanto ha dado que hablar y tantos premios ha obtenido llegaba a mediados de año a su gran final. Un final a la altura de una historia disfrutable a muchos niveles (misterio, horror, relaciones familiares, legados malditos, mentiras y secretos...) y donde la evolución gráfica de Rodríguez ha sido espectacular. El panorama del cómic mainstream americano ha cambiado mucho en los últimos años y Locke & Key se ha convertido en uno de los emblemas de un cambio que muestra que hay mucho más que superhéroes en el cómic comercial de allende los mares.


4.- Fear Agent de Rick Remender, Tony Moore y Jerome Opeña. (Norma/Image Comics): Dentro del cambio en el mainstream americano al que nos referíamos antes, Image Comics se ha convertido en la cabeza más visible del mismo. Este Fear Agent es un claro ejemplo de ello, el cómic nos narra las andanzas de Health Huston un alcohólico, malencarado y depresivo exterminador de plagas especiales que con un oscuro pasado que le atormenta ve ahora la oportunidad de arreglar los errores del mismo. Tomando elementos clásicos de la ciencia ficción (invasiones especiales, viajes en el tiempo, variopintas razas extraterrestres...), Remender, Moore y Opeña trazan un relato, divertido y triste por momentos, con un personaje carismático y una historia que no por clásica resulta menos interesante.


3.- Battling Boy de Paul Pope y Hillary Sycamore (Random House/DeFirst Second): En un mundo asediado por terrible monstruos que acaba de perder a su mayor héroe, Battling Boy hijo de los dioses aparece como salvador y esperanza de un mañana mejor. El que Battilng Boy sea apenas un adolescente, que no sabe realmente lo que esta haciendo y que haya acabado en ese mundo contra sus deseos, siguiendo las ordenes de su padre para pasar un peculiar rito de transición hacia la edad adulta, es mejor que no lo sepan sus nuevos protegidos, y menos aún sus enemigos. Paul Pope uno de los mayores talentos del cómic americano de los últimos años traza un relato que pretende recuperar la esencia de una forma de hacer cómics de superhéroes que parece olvidada por Marvel y DC. Cómics dirigidos a los adolescentes que llenan las salas de cine pero que hace tiempo que dejaron atrás a unos personajes creados hace más de 50 años a los que han sustituido, en el mejor de los casos por el manga. Pope apela a esos lectores imitando en forma (y en menor medida en fondo) esa estética y lo hace con una historia rebosante de imaginación que se disfruta de principio a fin y que deja con ganas de más.


2.- The League of Extraordinay Gentlemen: Black Dossier de Alan Moore y Kevin O´Neill (Planeta/Wilsdstorm-DC Comics): Inédito en estos lares por problemas de derechos, este volumen que supone un transición entre el volumen II (todavía mucho más aventurero y de tono más clásico) y el III (mucho más desenfrenado y experimental) se trata de un extraordinaria cómic en el que Moore y O´Neill tratan de unificar toda la ficción universal en un mismo mundo a la vez que presentan al magnifico Orlando y ahondan en el pasado de la liga y sus predecesores. Cargado de mala leche y con el mejor O´Neill hasta la fecha, Black Dossier era desde sus anuncio una de las novedades del año y desde luego no ha defraudado.


1.- Robocop vs Terminator de Frank Miller y Walter Simonson (Aleta/Dark Horse Comics): Juntar a dos autores míticos en uno de los mejores momentos de sus carreras con dos iconos cinematográficos en un tiempo donde estaban muy en boga parecía sin duda una muy buena idea, y los resultados de esta miniserie así lo demostró. Todo esto no ha impedido que el cómic haya estado inédito durante más de 20 años en España. Aleta ha terminado este año por fin con una situación realmente incomprensible y lo ha hecho con una edición más que digna para un material que no necesita lujos innecesarios, solo ganas de pasar un buen rato con dos grandes autores a los que se le nota que lo pasaron muy bien con este cómic.

8 comentarios :

Tarquin Winot dijo...

Mi favorito ha sido sin duda, "Locke and key". No comprendo en qué manos cayó el proyecto de convertirla en serie para que no pasara del piloto, porque es carne de HBO.. Una obra redonda.

Fer1980 dijo...

Si, lo curioso es que el previo que se vio en la red, de 2-3 minutos tenía una pinta estupenda.

Arion dijo...

The League of Extraordinay Gentlemen: Black Dossier es un magnífico ejemplo de la creatividad de Moore.

De tu lista me gustaría leer el Battling Boy de Pope.

Saludos.

Fer1980 dijo...

Si Moore esta muy bien en Black Dossier, los conceptos que maneja son brillantes y O´Neill también esta a tope. Battling Boy merece mucho la pena.

Anónimo dijo...

Acabo de terminarme Batling Boy y cada vez me gusta menos su autor. No entiendo cómo pone todo el mundo a Paul Pope por las nubes si ninguna de sus historias tiene nada de especial (para mí). Y su dibujo feísta no me atrae en absoluto. Compré unos cuantos títulos suyos al ver que decían que era casi un nuevo dios de esto del cómic y vaya desilusión.

Y no es una crítica, que sobre gustos no hay nada escrito. Es sólo que leí su Batman y dije "no ha debido pillarme bien el cuerpo, si el tío es un genio". A ver si con la siguiente obra... Nada. A ver otra... Tampoco. Etc.etc.

Leo las opiniones de contraportada de autores que valoro y creo que hablan de otra persona.

En cambio Fear Agent me ha encantado. Muchas gracias por la recomendación. Aquí coincidimos.

Ahora a por Locke & Key, que tiene muy buena pinta.

Forrest Juan

Fer1980 dijo...

A mi Pope me parece un narrador excepcional, su dibujo me transmite una energía muy poderosa, me encanta, pero claro es cuestión de gustos como todo.

Fear Agent es muy buena, a ver cuando sale la segunda parte y Locke & Key merece realmente la pena.

Anónimo dijo...

Pues acaba de llegarme el primer número de Locke & Key y sí que tiene buena pinta. Tanto que he parado de leer y voy a comprar el resto para leerlos seguidos. Un riesgo, pero bueno.

Para estas cosas deberían servir los ecomics, leer el primero y, si gusta, comprar la serie completa, jeje.

Cuando la termine, a ver si me auerdo de comentar algo, que después se me olvida el nick y voy cambiando y parezco un troll cualquiera.

Forrest Juan

Fer1980 dijo...

Espero que te guste, ya comentaras.