sábado, 18 de enero de 2014

“Mis comis” del 2013.

Potente y con muchas novedades interesantes de principio a fin, en este 2013 ha sido bastante complicado elaborar un top que en esta ocasión quería que fuese solo de cinco cómics. Al final he optado por estos cinco dejando cosas fuera que sin duda merecen la pena, pero había que elegir.




5.- Batman INC volumen II de Grant Morrison y Chris Burham (DC-ECC): Aunque el final en si mismo de la larga (y esplendida) etapa de Grant Morrison en Batman haya podido resultar algo decepcionante (se pierde al vertiente internacional del primer volumen de INC y de nuevo todo se reduce a Gotham) y convencional (un combate final a espada) resulta innegable que la tensión emocional que se respira en los primero 8 números del volumen II de este Batman INC esta magníficamente conseguida. Lo que pasa con Robin se lee con el corazón en un puño y lo desesperado de la situación de Batman y el gigantesco plan de Leviathan consiguen que realmente parezca que estamos antes una situación sin salida. Una de la mejores etapas de la historia del hombre murciélago, una labor que viene a demostrar que aún se pueden hacer cosas nuevas e interesantes con los superhéroes, haciéndolo además con uno de sus más grandes iconos.



4.- Jóvenes Vengadores de Kieron Guillen y Jamie McKelvie (Marvel/Panini): La verdad es que hay que reconocer que todo el tema de Marvel Now le ha sentado bastante bien a la antigua casa de las ideas, son varias las series que han salido ganando con el cambio y en general la situación del Universo Marvel en su conjunto es ahora bastante interesante. De todas las series surgidas a raíz de este relanzamiento es este Jóvenes Vengadores la que sin duda más he disfrutado hasta el momento. Formalmente rompedora (al menos en el cómic de supertipos actual) la ruptura de la cuarta pared, el juego con los elementos que componen el cómic (las viñetas, los bocadillos la composición de páginas...), las referencias a la cultura pop, la incomprensión de los adultos para con la adolescencia, el “comolismo” bien entendido, el hábil manejo de las elipsis y así un largo etc, tornan esta colección en una estimulante lectura que va más allá de la historia que cuenta (interesante en todo caso) y la caracterización de los personajes (muy bien conseguida también), habituales armas de los buenos cómics de superhéroes.



3.- El Rayo Mortal de Daniel Clowes (Fantagraphics/Random House-Mondadori): Originalmente concebido como un cómic de grapa publicado en el último número de Eightball resulta curioso y a la vez paradigmático del mercado de cómic en España que la obra no haya visto la luz hasta que salio una edición de lujo y tapa dura allende los mares. Dejando de la lado estas consideraciones, tenía mucha curiosidad por ver como una de los grandes popes del cómic independiente se acercaba a un género en apariencia tan codificado como es el de los superhéroes y la verdad es que no defrauda. El cómic es una amarga reflexión sobre la soledad, el poder sin limites y la autocomplacencia moral, una reflexión que viene a decir que en nuestro mundo, en nuestra realidad, los poderes no marcaría realmente un diferencia en lo que un hombre es o deja de ser. La mezquindad y la estupidez es inherente al ser humano con y sin poderes. Algo que vuelve a mostrar a las claras el motivo por el que los cómics de superhéroes no debería ser demasiado realistas.



2.- Los surcos del azar de Paco Roca (Astiberri): A medido camino entre el relato periodístico y el histórico y muy influido en cuanto a estructura por el Maus de Art Spiegelman, Los surcos del azar narra una de los episodios más olvidados y tristes de nuestra historia: la de los republicanos exiliados en Francia, que tras perder la guerra civil española siguieron luchando contras el fascismo más allá de nuestras fronteras siendo algunos de los primeros en llegar a Paris, solo para ver como España era de nuevo olvidada por las grades potencias al final de la II Guerra Mundial. Una historia triste y evocadora a la que Roca presta su trazo suave pero poderoso, y en la que sin caer nunca en el panfleto y el sentimentalismo barato, nos trasmite la crudeza de la guerra y las injustcia cometida con un hombres que se pasaron 10 años de su vida luchando por la libertad, sin poder después volver a su propia tierra.



1.- Beowulf de Santiago García y David Rubín (Astiberri): De una fuerza visual innegable esta claro que Beowulf entra primero y sobre todo por los ojos con un Rubín en estado de gracia que consigue que con un simple vistazo al cómic este tenga ya toda la carga épica que se le presupone a una obra así. Resulta por lo demás demasiado fácil decir que todo el merito de la obra es de Rubín, que la historia que cuenta es muy sencilla y digo resulta fácil sobre todo porque no es cierto. Beowulf es un poema épico anglosajon de origen medieval que ha llegado a nuestros días conservando una fuerza y un poder de atracción innegable y esto es así en gran medida por que la pureza de la historia que cuenta, su grandeza siguen estando a flor de piel. Raras veces el viaje del héroe fue descrito de manera tan sencilla y poderosa a la vez como en Beowulf y para poder trasladar todo esto al cómic sin perder nada por el camino hay que tener mucho talento. Talento que García y Rubín demuestran a la claras poseer en lo que para mi ha sido el cómic del año.

8 comentarios :

Tarquin Winot dijo...

El de Paco Roca espera turno una vez me cepille el primer tomo recopilatorio de "Criminal". Muy buena pinta, la verdad. Del resto, tomo nota que parecen prometedores.

Fer1980 dijo...

El tomo de Criminal recupera los tres primeros arcos, ¿no? La verdad es que esa serie esta muy bien.

Antonio Alvarez dijo...

Sólo he leído Rayo Mortal en la que coincido contigo aunque no entraría mi top anual y Beowulf que me parece sobrevalorada. Es un buen cómic pero pienso que no aporta nada. Se limita a presentar claramente la leyenda sin ofrecer algo más. Tampoco estaría en mi top.

Fer1980 dijo...

Beowulf me parece una forma magnifica de llevar el poema al cómic y que funcione bien en este medio, por otro lado visualmente es apabullante. Pese que Jovenes Vengadores siendo de Guillen y siguiendo en cierta medida las tramas de Viaje al misterio si la harías.

Antonio Alvarez dijo...

Puede ser. No hago Jóvenes Vengadores porque el 1º nº no me gustó demasiado y no me molan los comics sobre adolescentes (sino le habría dado otra oportunidad), pero si es un trabajo típico de Gillen, no hace falta que sea extraordinario, seguro que tendrías razón.

Fer1980 dijo...

Si el primer nº no es muy allá pero la serie crece una barbaridad y lo que hace con Loki es genial.

Tarambana dijo...

Los surcos de azar es una maravilla, coincido contigo. Además cuenta una historia de la que yo (y supongo que mucha gente) sabía muy poco. Y sin caer en la lágrima fácil. Muy bien hecho, sí señor.

Ahora tengo curiosidad por el de Beowulf. A ver si queda algo en mi presupuesto (o si hay alguna biblioteca pública enrollada que lo tenga). :P

Y, ¿tan bueno es Rayo Mortal?. He leído buenas críticas pero todavía no me he decido. Tendré que pensarlo...

Fer1980 dijo...

Rayo Mortal esta muy bien, creo que Millar saco muchas cosas de aquí para su Kick Ass, pero Daniel Clowes profundiza mucho más llegando mucho más lejos.