lunes, 27 de diciembre de 2010

2010: Balance editorial.

Año raro el que se acaba, al menos a nivel editorial, creo que sin ninguna duda este podría ser calificado como “el año del tochal” con una sinergia inter-editorial rara vez vista, y es que haciendo buena la canción de Gurruchaga las editoriales (y los lectores supongo) “las prefieren gordas”.

Este año 2010 ha sido el año en el que los comics por fin parecen haber salido definitivamente del gueto de las librerías especializadas, el año en el que la novela gráfica más que como nuevo movimiento dentro del medio (cuya existencia en todo caso no pretendo ni mucho menos negar) se ha consolidado como termino de prestigio para tratar de dignificar el comic y el año en el que todas las editoriales parecen haberse puesto deacuerdo en que algo de menos de 300 páginas ni es comic ni es nada.

En fin todo esto ha traído cosas positivas, encerrarse en la librerías especializadas y dejar lado el (al parecer en permanente crisis) kisoco, podría parecer visto desde fuera un suicidio, sin embargo la masiva entrada de comics (perdón, de Novelas Gráficas, así en mayusculas que es más digno todavía) en sitios como la Fnac o el Corte Inglés ha terminado con el peligro del gueto, lo cual, como decía, sin duda es positivo, a cambio sin embargo ha traído una contraprestación no tan inesperada vistos todos los elementos implicados, un cambio casi radical de paradigma: el comic ha dejado de ser un medio popular para convertirse en un producto de lujo con precios también de lujo.

Supongo que esto habrá alegrado a muchos que reclamaban ediciones supuestamente dignas (entiendo que para muchos la grapa, o las BM o los CDC tiene una condición indigna de por si) de un material que nació con vocación eminentemente popular y que ahora se ve traicionado en su esencia, esta “dignidad” reclamada a voz en grito ha traído consigo unas ediciones terriblemente caras que eso si lucen en la estantería como nunca antes lo hicieron.

Me hace gracia todo esto de la “dignidad” (he llegado a leer calificativos como “edición de batalla” a la última edición de Pda de los Invisibles o poner el grito en el cielo por atreverse a sacar Asterix en una edición comparativamente barata pero lejos del lujo y la fanfarria que un comic así debería, supuestamente, tener), porque en el fondo lo que viene a decir es que el valor de una obra no está en la obra en si, esto es, que lo importante no es el contenido, no, lo importante es el continente, algo con lo que no podría estar más en desacuerdo.

En todo caso y por poner una nota de optimismo, mirando lo que se nos viene en 2011 con distintos planes editoriales (con más de lo mismo) ya en la red, me llama la atención este articulo de Julián M. Clemente, editor Marvel de Panini, donde habla de la necesidad de recuperar formatos populares, es gracioso porque hasta hace bien poco y en lo que a reediciones se refiere Panini parecía apostar por todo lo contrario, sin embargo últimamente con el fantástico coleccionable que han lanzado al mercado (por cierto con una gran selección de materiales), Panini se ha puesto a la vanguardia de las ediciones populares en un mundillo que parece querer dejar ese concepto atrás...aunque supongo que aún habrá gente que no considere esas ediciones lo suficientemente “dignas”, le faltan los ribetes de oro y el encuadernado en piel de becerro.

10 comentarios :

Ismael dijo...

He visto una entrega del coleccionable en mi librería. A falta de toquetearlos, me han parecido geniales (creo que eran el Capitán de Stern y Byrne y este otro de la Patrulla). Lo único, estas portadas que se marcan ahora en Panini, yo preferiría una de las originales o que se la encarguen a algún dibujante español si es por conseguir una imagen de colección. Quizás hasta me compre alguno si sacan cosillas que no haya leído.
En cambio, lo de la venta en centros comerciales me tiene asustado; allí venden lo que quieren vender, e incluso los editores pequeñoides parece que buscan ajustarse a esos parámetros con sus tapas duras y sus historias largas. Lo que nos deja cojos como lectores, pues seguramente existen un montón de dibujantes españoles (y obras extranjeras por publicar) que no pueden dedicarse a crear ese tipo de historias. El destierro del albuncete de tapa blanda ha sido un golpe en todo el menisco para mí.

Ismael dijo...

¡Eres un As del encuentro ludolingüístico! Si se trata de un error y lo que querías escribir era 'atreverse', se trata sin dudad de un error divino.
Alucinante. Lo utilizaré algún día.

"poner el grito en el cielo por atravesarse a sacar Asterix"

Ismael dijo...

Lo de "kisoco" también me lo llevo para inventar un futuro en el que la política estatal de invasión cultural japonesa y su dragón de felpa nos haya invadido. El Capitán Trueno, Mortadelo y Filemon, Esther y su mundo, El profesor Cataplasma, Pumby, etc., fueron comprados por el gobierno nipón a nuestras autonomías para revender un producto recreado al estilo manga. Lo que originó la transformación del vocablo quiosco, conocido ahora como kisoco (regentado por koreanos y filipinos).

Ismael dijo...

Ya he visto los títulos en Marvelmanía. Nada nuevo. Un poco rarito el del Doctor Extraño... Pero me viene bien el Iron Man de Byrne, que me quedé sin el final en su día.

fer1980 dijo...

Corregido el error "divino", lo de Kiosco siempre me gusta escribirlo así en plan mixto, xd.

Por lo demás independientemente de que lo que saquen lo haya leído o no, el coleccionable es una gran idea, y la selección me parece afortunada, al menos de momento.

Anónimo dijo...

http://pepoperez.blogspot.com/2010/12/el-dibujo-pensado-para-ser-reproducido.html

futurofundadorypresidentedelauniónporelcómicreducidoyenblancoynegroaserposiblesoloenblanco dijo...

me extraña su amor por las malas ediciones

fer1980 dijo...

Anonimo, me extraña su amor por la ausencia de argumentos propios...

guevillos dijo...

Fer que te parece la nueva linea editorial de panini? yo por ahora soy exceptico, no creo que sea cierto eso de 600 paginas 20€ y por ahi empezará a morir el asunto

fer1980 dijo...

Pues si termina siendo verdad y no hay sorpresas como las del "formarto económico", me parece un notición.