miércoles, 23 de septiembre de 2009

Ultimatum al Universo Ultimate.

La decisión de Panini de sacar en tomos caros los restos del universo ultímate, han condicionado mi decisión de no comprar ni de coña esos comics, lo que me ha llevado a buscar “otras alternativas” de lectura (gracias a Internet la época del “esto o nada” hace mucho que paso), permitiéndome comprobar de primera mano que por suerte me ahorrado una buena pasta, porque esos comics no valen lo que pide Panini ni de lejos.

Todavía faltan un par de meses para que Ultimatum se publique en España, así que a lo largo del siguiente texto puede caer algún spoiler que otro a quien tenga intención de leer estos comics, aunque si me hacéis caso, ahora que aún podéis parafraseare (de nuevo) a Gandalf con aquellos de: ¡¡huid insensatos!!!

Cuando a finales del año 2000 se inicio el universo ultimate con el número 1 de Ultimate Spiderman, las cosas parecían muy distintas a como han acabado siendo, pasadas las (brutales y no exentas de razón) criticas iníciales, tanto Ultimate Spiderman como Ultimate X-Men (sobre todo en sus dos magnificas sagas inaugurales) se mostraron como colecciones interesantes que revisitaban los mitos del universo Marvel con inteligencia y creaban una continuidad mucha más simple y fácil de seguir, el posterior éxito en ventas y críticas de Ultimates, convirtió al universo ultimate casi en el centro de Marvel, haciendo que no fueran pocos los que consideraban que debía incluso sustituir al universo tradicional.

El tiempo, sin embargo, puso a cada uno en su sitio, Ultimate X-Men fue cayendo en la mediocridad más absoluta pese al prestigio de los escribas a su cargo (no tanto de los artistas, cada vez peores), mientras que el volumen II de Ultimates confirmaba lo artificioso y vacuo de la propuesta de Millar, a la par que el lanzamiento de los Ultimate 4F mostraba a las claras lo agotado de la propuesta, a lo que se sumaba que entre la infinidad de miniseries lanzadas, apenas si un par de ellas mostraban algo que realmente mereciera la pena.

Con varios años a sus espaladas el universo ultimate empezó a acumular otra serie de problemas, problemas que en un principio se achacaron al universo Marvel tradicional y que supuestamente el universo ultimate habría de solucionar, nada más lejos de la realidad, el pretendido carácter endogámico, y la dificultad de incorporar a nuevos lectores ante la cada vez más enmarañada continuidad establecida llego con fuerza a la series ultimates, a lo que se sumo que el “foco” de la editorial y sus poderos mecanismos publicitarios viraron de nuevo al universo Marvel de toda la vida (tras los acontecimiento de Vengadores Desunidos, y condicionado en cierta medida por la marcha del principal impulsor del “universo definitivo”, Bill Jemas), así a la falta de la calidad de la mayoría de las propuestas se le sumo la falta de apoyo publicitario por parte de Marvel, lo que trajo consigo una importante debacle de ventas haciendo que de gobernar el top 10 las colecciones pasasen a rondar los últimos puestos del top 50 de la lista de ventas.

Cuando algo así sucede, la respuesta automática de la editorial es la construcción de un crossover, que sea artificial o no, lógico o no es irrelevante, el tema es que se vuelvan las miradas sobre los comics en cuestión, la jugada salió bien con la franquicia de los Vengadores y ahora Marvel estaba más que dispuesta a intentarlo con su cada vez más decadente “universo definitivo”, cuya salvación pasaría por las manos de el nunca suficientemente vilipendiado Jeph Loeb.

Guionista superventas gracias sobre todo a su capacidad para colaborar con los más destacados dibujantes hot del momento, a los que deja dibujar lo que a estos les apetece, tenga o no sentido para la historia; Loeb inicio su plan “salvador”, en el infame tercer volumen de Ultimates, un autentico despropósito que no auguraba nada bueno de cara a Ultimatum, leída la saga, lo cierto es que los temores estaban ampliamente justificados.

El crossover, que se compone de la miniserie central de cinco números a cargo de Jeph Loeb y David Finch , los tres últimos de los 4F (57-60), los tres últimos de X-Men (98-100), los cinco últimos de Spiderman (129-133) y si acaso tres especiales titulados réquiem (un one shot de X-Men, otro de los 4F y dos números de Spidey) que ahondan en las consecuencias de la saga, supone un relanzamiento en toda regla del universo ultimate, del que de momento solo sobrevivirán el segundo volumen de Ultimate Spiderman con Bendis y Lafuente, y el primero de Ultimate Avengers (que ahora si tienen algo que vengar), de Millar y Pacheco.

Es difícil hablar de Ultimatum sin caer en la crítica más despiadada, por lo que seré lo más breve posible, un resumen sencillo de su planteamiento seria: Magneto se cabrea, se carga medio mundo y de manera directa o indirecta a un montón de supertipos, a partir de ahí la cosa se vuelve absurda por momentos, Magneto no tiene ningún plan para el más que obvio contraataque de los supertipos supervivientes y es sorprendido en su propia guarida con una facilidad asombrosa, Thor muere de la manera más triste inimaginable, Zarda vuelve a demostrar que el rollo de Supreme Power fue un error mayúsculo, ah y por supuesto detrás de todo (al fin y al cabo es Loeb), hay un malvado conspirador.

Lo mejor del evento (por decir algo) es que la mini se puede leer por sí misma, ya que los cruces, además de innecesarios (a falta de leer los de Spidey que al salir en grapa si voy a pillar), no aportan nada y son bastante, bastante flojillos; lo curioso del tema es que el evento si parece haber funcionado en cuanto a ventas (al menos en el mercado en retroceso actual), aunque solo la mini en sí, ya que los cruces apenas si se han beneficiado del tema, y eso que a Loeb y a Finch (un alumno aventajado de Liefeld, que todo lo que tiene de espectacular lo tiene de hipertrofiado y confuso) le han llovido las criticas por todos los frentes.

En fin esperemos que al menos sirva para que Bendis siga a su nivel en Ultimate Spiderman, y Millar al menos haga un comic entretenido en los Ultimate Avengers, porque está claro que tanto LaFuente como Pacheco son infinitamente superiores a los dibujantes que últimamente veíamos en el universo ultimate, donde salvo las excepciones de Immonen y Ferry todos eran artistas de calidad discutible.

7 comentarios :

Goku_Junior dijo...

Probablemente el peor comic Marvel que he leido en toda mi vida y dudo que vaya a leer algo peor.

selvatico dijo...

Saludos especiales a todos los creadores y miembros de Miscomics.
Esta fantastica su pagina.
Los felicito.
Tengan un buen dia.

Juls dijo...

Hace poco he tenido la desgracia de leer el BoMe The Ultimates 2 de la biblioteca, y me ha parecido poco menos que lamentable.
Su cenit de ridiculez es "¡Hulk hetero!", ¿a alguien le pareció gracioso? si era una parodia que lo digan y listos, y aun y así prefiero mil veces las parodias de autores españoles.

fer1980 dijo...

Goku, si yo también es de lo peor que recuerdo haber leído.

Gracias selvatico.

Juls, si al final Ultimates se tranformo en meros fuegos de artificio sin apenas contenido.

Radlum dijo...

Definitivamente, Ultimatum es lo peor que he leído en mi vida. Trama estúpida, violencia exagerada e innecesaria, un completo desconocimiento de los personajes y sus personalidades o historias. Ciertamente no se me ocurre como alguien como Jeph Loeb sigue en el negocio de los cómics, este es uno de los peores que ha hecho.
Es una suerte que Millar, Ellis y Bendis, han sabido manejar las consecuencias de este evento sin darles más importancia de la que merece.

corsariosinrostro dijo...

Yo hace años que de esta línea sólo compro ultimate spiderman.

fer1980 dijo...

Es la única que merece la pena.