lunes, 28 de septiembre de 2009

Lecturas Pendientes: Batman en Barcelona.

Una de las novedades más llamativas (y a al parecer más exitosas) del último Salón del Comic de Barcelona, fue este Batman en Barcelona: El Caballero del dragón, que trato de aprovechar las sinergias entre la celebración del Salón y la presencia de algunos de los autores más destacados del comic USA en el mismo.

El comic como no podía ser de otra manera destaca más por lo llamativo e interesante de la propuesta, que no por el producto en sí que en general solo puede calificarse de mediocre; aún así es una iniciativa interesante que estaría bien que se repitiera en futuro, pero eso si buscando un poco más de compromiso por parte de los autores americanos implicados en la obra.

Y es que Mark Waid, autor del guión, realiza un trabajo con el piloto automático puesto, en la que al premisa argumental (Batman llega a Barna, persiguiendo a Killer Croc, quien supuestamente se cree el Dragón de San Jorge), es bastante absurda, y en el que el devenir de la historia es más bien simplista y falto de interés, a este respecto resulta curioso como en los extras de la edición, Waid señala que se le dieron detalles sobre Barcelona y España que intento incorporar a la historia poniendo como ejemplo el que aquí la policía es más reacia a tirar de pistola…sin embargo cuando estos aparecen en la historia lo primero que hacen es usar sus armas, en fin que Waid no se esforzó mucho, no señor.

Muy distinto es el trabajo de Diego Olmos, que con un estilo clásico, y con una gran habilidad narrativa realiza un trabajo más que notable, destacando con fuerza su visón de Batman, y la enorme calidad de los fondos, en lo que sin duda juega un papel clave su conocimiento de la ciudad en la que reside, ya que tanto él como la colorista Marta Martínez (que por cierto realiza un magnífico trabajo, dado fuerza al resultado final, sin tapar sus posibles defectos o virtudes, haciendo del color no un protagonista del comic, si no un elemento narrativo más, algo no muy habitual en los últimos tiempos) residen en Barcelona; menos convincente resulta la visión de Olmos del villano de la obra, Killer Croc, una visión clásica de un personaje, al que visto la temática del comic, tal vez le hubiera venido mejor la más “dragoniana” que Jim Lee hizo en Silencio, aún así un trabajo más que notable.

Hablando de Jim Lee, precisamente sería el artista hot por excelencia del comic americano, el autor de una portada que fue utilizada como uno de los principales reclamos de la obra, lo cierto es que al igual que en el caso de Waid, el trabajo de Lee, parece algo descuidado, y recuerda demasiado a una de sus portadas más emblemáticas durante la ya mencionada Silencio, solo que cambiando el fondo con la presencia de una Sagrada Familia, que poco tiene que ver con la real, en definitiva un trabajo poco lúcido, que se encuentra bastante lejos del potencial del autor, que cuando se lo curra es un espectacular portadista.

Por último cabria mencionar de la edición de Pda, una edición en cartoné, con formato del tradicional álbum europeo, que en su 48 páginas contiene diversos extras, todo por un precio de 5,95 €, un precio bastante inferior al que un comic en este formato suele tener, pero bastante superior al de una grapa con este número de páginas formato habitual en el comic de superhéroes con este número de páginas, se entiende que Pda quisiera llamar la atención sobre el comic con un formato más lujoso, pero si hay un comic que no lo merece sin duda es este.

En definitiva estamos ante una simple curiosidad, que como decía al principio está bien como iniciativa, para llamar la atención de otros medios, aprovechar sinergias y demás, pero que en caso de repetirse de cara al futuro se deberían subir un poco los estándares de exigencia, por que pese al gran trabajo de Olmos y Martínez el comic es excesivamente flojo, y así la atención recibida gracias a la idea, se puede volver en contra ante la poca fuerza del producto final.

6 comentarios :

Mythos dijo...

Hombre, a mi ni siquiera me parece una propuesta llamativa e interesante. Y eso que soy de Barcelona. Me parece una maniobra efectista y comercial que ya ni siquiera me interesó en su momento porque se veía muy de lejos lo que podía dar de sí la historia por mucho que estuviesen en ella dos artistas de renombre.

fer1980 dijo...

No se a mi como idea me parece interesante, la verdad, no creo que el que sea una maniobra comercial impida que tenga potencial para ser interesante, otra cosa es que la gente se lo haya tomado un poco de esa manera...

Mythos dijo...

Ya, lo comercial no quiere decir que el resultado no tenga porque ser bueno, pero en mi caso la impresión que me dio es que el proyecto sólo tenía esa finalidad y como tampoco soy muy devoto de Jim Lee pues no me ha atraido la propuesta.

fer1980 dijo...

A mi Jim Lee si me gusta como dibuja, mucho, pero aqui no se lucio precisamente, no.

Conner Kent dijo...

podría haber sido peor... podrían haber hecho algo como "la semana santa" de misión imposible II jajajaja, perdona, no he podido evitarlo. En fin,en cuanto al cómic, por llamarlo de alguna manera, creo que es una de las estafas más grandes de los últimos tiempos. punto.

fer1980 dijo...

Lo de Mision Imposiblñe II es la repera si señor, que craks, si solo hay que saber usar el google, en fin..., sobre el comic, pues si, malillo la verdad, pero la idea me parece buena.