jueves, 28 de febrero de 2008

Balance de lecturas de 2007: Poco nuevo que llevarse a la boca.

Resulta extraño hacer un balance del 2007 casi en Marzo del 2008, pero vaya, como es hace bien poco cuando acaba de terminar con las reseñas de lo que para mi fue lo mejor del 2007, toca ahora hacer un balance global de lo que ha sido un año muy rico en reediciones y muy parco en novedades interesantes.

No creo que a estas alturas desvele ningún secreto si afirmo que el grueso de mis lecturas del 2007 provienen del género de superhéroes y en especial de Marvel y DC, partiendo de esta base la verdad es el pasado fue un año, polémico y extraño, polémico por que entre la mala calidad de demasiados productos de Pda y la calamitosa política de reediciones de Panini, en muchas ocasiones el comic en si paso a un segundo plano ante las barrabasadas que se nos venían encima, extraño por su parte por que parece que (si es que había alguna duda) el año 2007 ha sido el año de la consolidación del formato tomo en el comic de superhéroes, si esto viene de antes, de mucho antes de hecho, pero ha sido 2007 cuando definitivamente la concepción del comic de superhéroes como un comic popular, que busca ante todo entretener y para ello trata de llegar a todo el mundo ha sufrido más daño, y es que pese al leve repunte de la grapa que se observa ya para este 2008, y como se decía ente interesante post de ADLO, ir a una librería a comprar solo comics de superhéroes con menos de 15 euros es casi una perdida de tiempo, y es que si hace unos años la grapa era abrumadoramente mayoritario y los tomos una simple excepción, hoy casi están a la par, ¿se invertirá de forma definitiva la situación en un futuro y asistiremos a la muerte de la grapa, o seguirá la cosa más o menos igual?, eso solo el tiempo lo dirá, de momento lo grapa ahí sigue, resistiendo con firmeza los ataques que pululan desde diversos frentes (no siendo el menos relevante el modo de plantear las historias hoy en día concebidas claramente para su posterior recopilación).

Dejando atrás lo temas editoriales, el 2007 vino marcado en las dos grandes por la sucesión de dos grandes crossovers que como siempre causaron gran expectación y terminaron defraudando a casi todos, y es que ni Crisis Infinitas, ni sobre todo Civil War estuvieron a la altura del entretenimiento que al menos se supone a este tipo de comics, esto trajo consigo que los comics realmente interesantes de ambas editoriales fueran aquellos que más lejos estaban de los focos, así Catwoman o Green Arrow en DC, y Daredevil o Runaways en Marvel destacaron en cuanto a calidad por encima de sus más famosos compañeros de reparto (con la excepción del Capitán América de Brubaker, donde pese a ser el centro de atención, Bru ha sabido hacer suya la serie), pero si por algo han destacado amabas editoriales en nuestro país ha sido por el volumen de reediciones que de parte de su mejor material han visto la luz este año pasado, reediciones donde Planeta-DC, (pese a los 4F de Lee-Kirby o al Thor de Simonson de Panini-Marvel), se ha llevado la palma con el polémico y exitoso formato absolute, formato que ha contado con obras como Ronin, Watchmen o Kingdome Come.

Más allá de Marvel y DC y obviando Vertigo(un sello también muy rico en reediciones este año), son varios los comics de interesantes que se han publicado, brillando con luz propia las reediciones (again) de la línea ABC de Moore por parte de Norma, el revival ochentero de la misma editorial (Nexus, John Sable etc), la continuación de la publicación del imprescindible Invencible por parte de Aleta, o el esperadísimo Frank Miller´s Robocop de la misma editorial.

Analizando un poco mi particular top 10, (top 11 al final), uno encuentra 3 comics de Marvel, 2 de DC (1 del sello Vértigo), 2 de Image, 3 de WildStorm y 1 ingles, a nivel de editoriales españolas, tenemos 3 de Panini, 3 de Planeta, 3 de Norma, 1 de Aleta y 1 de Kraken, bastante variedad teniendo en cuenta que son todos comic anglosajones, y en la que predomina de forma clara el comic de superhéroes (aunque en muchos casos de forma bastante disimulada), lo curioso es señala es que salvo Eternosy Future Shokcs (que en gran medida ya estaba editado en España), el resto se trata de colecciones regulares que continúan, o en su defecto de secuelas o precuelas de obras anteriores, lo que contrasta con el 2006 donde solo 4 eran series que no se habían iniciado ese año, en fin un año parco en novedades propiamente dichas, donde lo mejor ha sido lo que ya venía de atrás. Sin más dejo los enlaces a las reseñas de todos los comics de mi top ten:


1.- Sleeper volumen 2. Norma-WildStorm.

2.- Invencible. Aleta-Image.

3.- The Forty Niners. Norma.-American Best Comics- WildStorm.


4.- Daredevil. Panini-Marvel.

5.- Runaways. Panini- Marvel.

6.- Future Shocks. Kraken-2000AD.


7.- Eternos. Panini- Marvel
.

8.- Fabulas. Planeta De Agostini Comics-Vertigo-DC.


9.- Los Muertos Vivientes. Planeta De Agostini Comics. Image.

10.- Ex Machina. Norma. WildStorm.

10.- Green Arrow. Planeta De Agostini Comics. DC
.

miércoles, 27 de febrero de 2008

Eisner/Miller, el maestro, el alumno, y el lector asombrado.

Publicado hace ya un par de añitos por Norma el libro reproduce una intensa y larga conversación acaecida a lo largo de varios días entre Will Eisner y Frank Miller, en sus cerca de 350 páginas todo aquello que tiene que ver con los comics encuentra su cabida, una conversación fascinante entre dos autores fascinantes.

Frank Miller ha sido desde siempre un gran admirador de Will Eisner, de hecho su primera etapa en Daredevil esta marcada de principio a fin por la influencia del maestro, algo que el propio Miller no tiene reparos en reconocer, su carrera y su evolución como artista se fue poco a poco abriendo a nuevos caminos, lo que hizo que la influencia de Eisner en su arte fuera menos reconocible, aún así la admiración y el respeto por el hombre que marco un antes y un después en la historia de un medio del que fue uno de los pioneros, permaneció y permanece aún hoy en día cuando ya han pasado casi cuatro años desde su fallecimiento, este respeto, esta admiración se nota, casi se palpa en cada una de las páginas de un libro en el que Eisner no deja de sorprender por su lucidez e inteligencia.

Muchos y muy variados son los aspectos tratados en el libro, algunos de los cuales bastante técnicos, elementos estos que aunque interesante, al ser un lego en la materia me preocupa bastante menos, el elemento que tal vez resulte más interesante de todo el asunto es el que hace referencia al medio y a como cada uno ve él mismo, bajo este punto de vista Miller utiliza mucho el termino industria, se queja del formato encosertado en el que según él esta se mueve, y señala la poca autoestima que en muchas ocasiones aún aprecia en un medio que según él muchos ven como mero trampolín hasta Hollywood, Eisner por su parte habla de otras cosas, habla del medio, de su potencial y de sus limitaciones, revindica el concepto de novela gráfica (definición esta que para muchos resulta innecesaria) al señalar que el medio como tal es un medio literario, considera que el medio ha de buscar algo más que entretener, algo más que la típica historia de “persecución y venganza”, piensa que el medio puede reflejar todo tipo de historias, y habla de la revelación que para él supuso en los 60-70 la revolución underground, fue entonces cuando volvió aun medio del que había permanecido alejado mucho años, un medio que el contribuyo a crear, un medio que amaba (era de los pocos de su generación que veía el comic como un fin en si mismo y no como un trampolín para saltar a otro sitio), y fue entonces cuando hizo la que para muchos (incluido el propio Miller) es la primera novela gráfica de la historia, Contrato con Dios, obra que Miller considera capital en la evolución del medio.

Partiendo de esta base, es decir de la idea de que muchas veces parecen estar hablando de cosas distintas, resulta curiosa la comparación que ellos mismo hacen de dos de sus obras, Valores Familiares de Miller, y Una Cuestión de Familia de Eisner, dos obras que versan sobre la familia, dos obras muy distintas entre si, Miller que se siente muy orgulloso de su trabajo (su primera novela gráfica según el la entiende, 126 páginas no serializadas), no sabe muy bien que responder ante muchas de las cuestiones de Eisner, un Eisner que no termina de entender del todo que quiere decir Miller cuando dice que hace esto o aquello”por que es divertido”, Eisner dice que con sus obras no busca divertirse, busca comunicar algo, busca incluso exorcizar los demonios de su alma, pero no divertirse, resulta curioso observar como desde planteamientos tan dispares pueden surgir autores tan poderosos que en mayor o menor medida han contribuido a configurar la faz del medio.

Hablan también, como no, de los superhéroes, Miller los ve como juguetes con los que divertirse y se queja del excesivo celo editorial sobre ellos, Eisner, los considera mero entretenimiento, no es algo que realmente le interese, algo que Miller no puede decir, ya que pese a sus continuas criticas, el esta metido en ese mundo, habla de ese mundo, e incluso piensa en ese mundo (al hablar de las limitaciones del formato comic.book, lo esta haciendo sobre todo del comic de superhéroes, por que fuera de allí, otros formatos, otros conceptos, han tenido, tienen y tendrán cabida), resulta interesante en este caso cuando hablan de profesionalidad, cuando trabajas para una editorial, con un personaje que no es tuyo, y te piden que elimines algo de tu historia que tu piensas que es clave, ¿cuál ha de ser tu reacción?, Miller habla de negociar, y de intentar llegar a un acuerdo, señala que desde un punto de vista moral la salida en ese caso si el acuerdo es imposible, es el abandono del proyecto, Eisner no entra en el aspecto moral de la cuestión, Eisner señala que desde un punto de vista profesional, tu deber es ni más ni menos que hacer lo que se te dice, por que para eso eres un empleado, no es tu personaje, no es tu editorial es un trabajo que puedes aceptar o no, pero que tiene unas reglas que a nadie se le ocultan, enlaza esto con el tema de los derechos de autor, Miller siempre pensó que cuando los artistas tuvieran pleno control sobre su obras una explosión de creatividad tendría lugar, no tuvo en cuenta que la gente se pondría a vaguear y a vivir de royalties, Eisner por su parte señala que a veces hay que arriesgarse dejarlo todo atrás y hacer lo que uno realmente quiere, eso requiere valor y voluntad y no todo el mundo esta dispuesto asumirlo.

Aspectos como la censura de los 50, Hollywood (elemento este que a Miller parece interesar mucho más que a Eisner), Stan Lee, Bob Kane, etc, tienen cabida en un libro maravilloso, cuya conclusión la sirve el propio Miller en bandeja en las páginas finales del libro, “Will, es muy difícil estar a tu altura”, si lo es, sin duda, pero Miller es uno de los que más cerca de estado de conseguirlo, un libro imprescindible no solo para los admiradores de sus protagonistas, si no también para todos aquellos que aman un medio con tantas posibilidades y con autores de tanta fuerza como Will Eisner o Frank Miller.

martes, 26 de febrero de 2008

Adiós 4F, adiós.

Aprovechando la renumeración, y aún a costa de dejar incompleta la serie de la Cosa (que tampoco es que fuera gran “cosa”, je, je), dejo atrás una serie que lleva demasiado tiempo ya languideciendo en la mediocridad y en el desgaste

Nunca he sido un gran fan de los 4F de pequeño los que “molaban” eran los Vengadores (con sus continuos cambios de miembros, sus aventuras entre míticas y épicas, y su trío de grandes héroes), y la Patrulla X (muchas veces más un culebron que un comic de superhéroes, con personajes que cambiaban, se enamoraban y se desamoraban, viviendo de paso aventuras grandiosas e interesantes), los 4F sonaban a viejo, a tópico, Reed Richards, el sempiterno científico sabelotodo que casi nunca se equivoca, La Cosa el típico gruñón de buen corazón y mal carácter, La Antorcha Humana el sempiterno adolescente pijo incapaz de madurara, y la Chica Invisible poco más que una mujer florero de poderes ridículos, como muchos de los prejuicios infantiles (y no tan infantiles), eran ideas sin verdadero sustento, ya que los que leíamos comics de aquélla en el colegio (apenas 3 personas) no se si habríamos leído 4 o 5 comics del grupo y los conocíamos más por sus apariciones como secundarios en las series que si seguíamos, aún y así para nosotros los 4F eran viejos y no “molaban”, no había más que decir.

Con el paso de los años y mientras mis amigos se fueros alejando de esta afición nuestra yo seguí profundizando en la misma, al menos en su lado marvelita, compre más comics, conocí más personajes y me implique más en este universo de ficción, sin embargo los 4F,¡ahí los 4F!, seguían lejos, muy lejos de mis intereses comiqueros, con el paso del tiempo y tras un periodo alejado de los comics (las chicas, las copas y sobre todo que los comics atravesaban un época mala, mala que me llevo a decir ¿pero en que coño estoy gastando mi dinero?), a mi regreso y con algo (no mucho) más de dinero, las maravillosas bibliotecas marvel me abrieron la posibilidad de recuperar el pasado de la editorial que llevaba tantos años leyendo, regrese con el percal ya iniciado, pero no me costo demasiado ponerme al día...excepto de los 4F que volví a dejar atrás, al menos inicialmente, ya que finalmente me decidí a comprobar la veracidad o no de mis prejuicios infantiles, y para ello ¿qué mejor que una BM que narra desde el principio las aventuras de los personajes aun precio más que apetecible?, empecé a pillar la BM: Los 4F por sus primeros números...y lo que allí encontré fue simplemente maravilloso, imaginación desbordante, sorpresas continuas, una abrumadora Trilogía de Galactus, tal vez más resulta (un Deux Ex machina en toda regla), pero brillantemente planteada, los comic de Lee-Kirby, se tornaron en la autentica maravilla de la que tanto había oído hablar pero no había podido comprobar, tras su marcha el asunto bajo un poco, pero ya era tarde los 4F me habían conquistado y era momento de recuperar el tiempo perdido, Pda y su excelente política de precios populares ayudo a ello con el coleccionable de los 4F de Byrne, que de nuevo resultaron ser tan buenos si no mejores de lo que se decía (donde de paso descubrí que lo poderes de la ahora por derecho propio Mujer Invisible no eran tan inútiles como en un principio pudiera parecer, y es que Sue alcanzo en este etapa fuerza propia convirtiéndose en uno de lo personajes más interesantes del Universo Marvel), conseguí algunos números de la etapa Simonson y aquello seguía siendo una maravilla, aunque claro los números que pille de la etapa Englehart demostraron que no era oro todo lo que relucía, sin embargo el nivel de la serie parecía alto, muy alto durante la inmensa mayoría de la misma, y eso me animo a pillarme etapas más cercanas, siendo muy difícil conseguir la etapa de DeFalco-Ryan (la gran desconocida para mi), pille primero la muy mediocre etapa de Jim Lee con Heroes Reborn y poco a poco fui pillando la de Heroes Return con Claremont y Larroca, mientras coleccionaba la de Pacheco-Marín-Merino y aquí empieza el meollo de la cuestión.

La etapa Claremont-Larroca estuvo presidido por la mediocridad, un Larroca primerizo y flojo, muy flojo se veía acompañado por un Claremont que no parecía encontrar el sitio, un Claremont que escribía a Excalibur solo que con los 4F y que no conseguía dar con la voz de la serie, cuando la cosa parecía despegar con la saga del Doctor Muerte (muy bien tratado por Claremont), el equipo creativo dejo la serie de regreso a los mutantes, unos mutantes de los que el guionista nunca debió haber salido, o en su defecto a los que nunca debió haber regresado, pero ese es otro tema, tras la marcha del dúo Claremont-Larroca, le toco el turno al trío gaditano (aspecto este que fue aprovechado en España para traer consigo la primera de las muchas renumeraciones que tendría la serie), un trío al que pronto se unió Loeb como dialoguista y un sinfín de dibujantes que hacía que aquello pareciera un concurso (“y por 100 euros ¿quién dibujará los 4F este mes?”), la etapa se inició plagada de buenas ideas, una megacorporación en la sombra, viajes a partes nunca vistas de la Zona Negativa, intentos de evolucionar a los personajes (La Cosa en este caso), pero pronto, muy pronto, uno sospecha que por injerencias editoriales, aquello se convirtió una vez más en un espectáculo mediocre, es el que el permanente cambio de dibujantes no hacía si no restar solidez al conjunto y en el que las tramas no parecían ir a ningún lado, el hastió y el tedio se apodero de una colección que de nuevo sería relanzada (y de nuevo renumerada en España) con un nuevo equipo creativo, en este caso Mark Waid y Mike Wieringo, un dúo de garantías que parecía ideal para relanzar una serie que llevaba mucho tiempo de capa caída, y así pareció al principio con unos guiones frescos y un dibujo alegre y desenfadado: todo resulto ser sin embargo un espejismo, pronto Waid empezó a revistar y a banalizar lugares comunes (convertir a Galactus en un mero humano no debería tener perdón de DISO!), y pese a números puntuales todo volvía a estar en su sitio, nada nuevo bajo el sol, en una etapa que una vez tuvo la mediocridad por bandera; de nuevo un cambio de equipo creativo permitía abrir una leve luz en tan gris horizonte, la llegada de JMS y Mike McKone (que de nuevo fue aprovechada para una enésima renumeración), causo grandes expectativas, JMS que había alcanzado fama mundial son su serie televisiva de ciencia ficción Babylon 5, tenía ante si la posibilidad de manejar a los exploradores definitivos, al grupo que se suponía debía abrir y expandir los horizontes del Universo Marvel, el grupo de imaginautas que llevaba ya demasiados años transitando solamente por lugares comunes.....la decepción fue mayúscula, demasiado implicado en crossovers y demás mandangas y sin encontrar nunca su propia voz, JMS ni siquiera termino la saga que estaba narrando y tras apenas 18 insustanciales y mediocre números dejaba atrás una colección que de nuevo era solo mediocridad, pura mediocridad, eso si muy bien dibujada, pero claro ese aspecto rara vez había fallado en los últimos años.

El fin de la Civil War trajo consigo la llegada de un nuevo equipo creativo, el formado por Dwayne McDuffie y Paul Pelletier, situación que se ha vuelto a aprovechar (¡como no!) para una nueva renumeración, lo cierto es que mirando un poco atrás, los 4F desde Heroes Reborn llevan años instalados en la más absoluta de las mediocridades, transitando solo lugares comunes, no expandiendo el Universo Marvel, yendo de Doctor Muerte a Galactus y de allí a la Zona Negativa, nada nuevo bajo el sol, unos 4F que debería haber sido claves en Aniqulación ni siquiera fueron vistos por allí; ahora esperan Millar y Hitch en el horizonte, no se tal vez les eche un ojo, pero pocas esperanzas tengo ya, demasiadas veces ha pasado lo mismo y uno se cansa de estas cosas, así que lo siento mucho, pero adiós 4F, adiós, espero veros en mejores circunstancias.

jueves, 21 de febrero de 2008

Daredevil: Historia de un hombre sin miedo. Parte LXIV: Elektra de Peter Milligan y Mike Deonato

Por una u otra razón las series protagonizadas por feminas Marvel no suelen durar demasiado (siendo Spidergirl la excepción que confirma la regla), el caso de Elektra no sería diferente y su primera serie regular alcanzaría tan solo la veintena de números, dividios claramente en dos etapas.

Publicada con fechas de portada de noviembre de 1996 a junio de 1998, la serie regular contó a lo largo de sus veinte números con dos guionistas, y un único dibujante, siendo así, en esta primera parte toca revisar, la labor del guionista Peter Milligan que tuvo el acompañamiento del espectacular y noventero Mike Deonato Jr, su etapa abarco los 13 primeros números de la colección, más el mes –1, experimento marvelita de la época según el cual todas sus series regulares se ambientarían durante un mes en el pasado de los personajes.

Analizando minimamente la trayectoria de los autores, con Peter Milligan nos encontramos ante un guionista llegado al comic americano en la llamada “segunda oleada británica”, acompañado de autores como Grant Morrison o Garth Ennis (oleada esta que llegaría después de la protagonizada por gente como Alan Moore o Jaime Delano), Milligan desde un principio brillo con luz propia y de su mente salieron trabajos tan apreciables como Shade y Blanco Humano para Vetigo, o X-Foce/Statix para Marvel, autor de calidad y prestigio, lo cierto es que salvo excepciones (El origen de Mr Siniestro, donde contó con la complicidad de un magnifico Jean Paul León), siempre ha dado lo mejor de si en series alejadas de los focos mediáticos, series tal vez más pequeñas pero donde ha podido desarrollar libremente su inmenso potencial creativo, su trabajo en series más “mediáticas” como puedan ser los X-Men o esta misma Elektra, están presididos (pese a puntuales aciertos) por la más absoluta de las mediocridades.

Por su parte Mike Deonato Jr. se trata de un dibujante de origen brasileño que a finales de los 90 fue uno de los auténticos reyes del mambo en el comic mainstream, sus etapas en Thor, Hulk, Los Vengadores o Wonder Woman, estuvieron caracterizadas por un dibujo espectacular plagado de sensuales mujeres salidas de un desplegable del playboy y hombre poderosamente musculados salidos de una competición de halterofilia, su estilo tan puramente noventero en forma (mucho splash page, poses continuas, espectacularidad visual etc) como en fondo (rostros parejos, la espectacularidad vacua por encima de la lectura del comic etc) hizo que desapareciera del mapa durante varios años, para reaparecer hace poco habiéndose en cierta medida reinventado a si mismo, si, sigue siendo espectacular, su narrativa no es perfecta, y el gusto por las top model y el cachistas de playa siguen estando ahí, sin embargo su juego de luces y sombras, su mayor implicación en la historia y no tanto en la pose sin sentido, y su profesionalidad que le permite hacer unos 8-10 números al año (casi una rara avis hoy en día), han hecho que haya vuelto para quedarse participando en algunos de las series más importantes (comercialmente hablando) de Marvel, como es el caso de Amazing Spiderman, New Avengers, o los Nerw Thunderbolts de Warren Ellis.

Entrando ya en materia los 14 números (13 más el –1) que Milligan permaneció en la serie se pueden estructurar en tres etapas, un primer arco que ocupo los 8 primeros números, tres números sueltos y una saga de tres números que supone el esperadísimo reencuentro con Daredevil, conviene si acaso mencionar antes que nada que tras su regreso en Caída del Paraíso, tras sus diversas apariciones en DD, y su propia mini (Elektra Raíz del Mal), el personaje todavía tendría tiempo para pasarse durante 6 números por las páginas de Wolverine (saga de la que ya se hablara por aquí en un futuro no muy lejano), por lo que este se convertiría en uno de los personajes secundarios recurrentes de esta etapa.

El primer arco, como ya se ha mencionado se prologara a lo largo se 8 números, y en el conoceremos el nuevo status de Elektra y los personajes secundarios de su entorno, Elektra se ha cansado de matar, y ahora desea dedicarse a hacer el bien, convirtiéndose en una suerte de superheroina y despojada de paso de toda su aura mítica y misteriosa, afincada en New York, comparte la regencia de un Dojo con King Lau, un exiliado Hongkones con problemas con la mafia y que busca en EEUU una segunda oportunidad y con McKinley Stewart, exboxeador de los pesos pesado que llego a competir por el campeonato del mundo, y que ahora regenta el Dojo junto con Lau, Mc como será conocido por sus amigos enseguida se enamorara de Elektra, que si bien no enamorada pero si encariñada, no dudara llegado el caso en usarlo como desahogo sexual y cómplice de su propia soledad, el plantel de secundarios inicial se completar con Konrad, un en primer momento hombre más tarde mujer, que dueño de una compañía de danza trata (con éxito) de convencer a Elektra para que monte un número musical dada la gracilidad y facilidad de sus movimientos, a estos habría que añadir a Lobezno que hará apariciones puntuales, bien para servir de chofer bien para “probar la valía” de Mc como novio de Elektra, y la presencia de un fantasmagórico Stick que tratará de guiar a Elektra en su nueva vida.

La trama central de estos 8 números pivota en torno a un misterioso personaje conocido únicamente como el Arquitecto, que con cientos quizás miles de años a sus espaldas monta una competición de asesinos en pleno New York con el fin de que el vencedor le mate para de esa forma poder reencarnarse, Elektra se verá atrapada en medio de todo cuando Bullseye entre en juego y trate de volver a matarla, este esperado encuentro tiene lugar en el segundo número, y aunque Elektra finalmente consigue vencer el precio a pagar será muy elevado ya que atrapada en medio de la batalla Nina McCabe una niña de apenas 16 años ve como su padre muere ante sus propios ojos, Elektra, identificándose con la desgracia al haber vivido algo muy parecido en el pasado, se tornara en mentora y amiga de Nina, que para de esa forma a engordar el plantel de secundarios.

A lo largo de estos 8 números asistiremos a la profundización de las relaciones entre los distintos personajes, veremos como gracias a los tejemanejes de el Arquitecto, Konrad acaba en el cuerpo de una mujer, y veremos como Elektra intenta detener la guerra de los asesinos, contando con la ayuda del Doctor Extraño para derrotar finalmente al Arquitecto, se trata por lo tanto de un arco bastante entretenido, plagado de acción y que sin embargo adolece del mismo problema que Raíz del Mal, esto es, la banalización de Elektra, que pasa a ser un personaje más cuyo interés es más bien escaso y que además no termina de asentarse en el nuevo status que uno no sabe muy si es cosa del guionista o de la propia Marvel directamente.

Sea como sea tras este primer arco que presenta todos los elementos que configuran la serie le toca el turno al mes –1, un autentico despropósito argumental, de difícil encaje en la continuidad, en la que una Elektra que apenas parece poseer unas nociones básicas de artes marciales, trata chapuceramente de vengarse de los hombres responsables del secuestro y posterior muerte de su padre,

Tras esto vendrían un número donde Elektra combate y vence a una secta de origen chino llamados los Cuatro Vientos, número en el que destaca la aparición de Sang Chi que después tendría su importancia en la etapa de Larry Hama al frente de la serie, y otro donde se profundizan las relaciones personales, destacando por lo surrealista del asunto al relación amorosa que se establece entre Konrad y Lau, con esto entramos de lleno en la última saga de Milligan el frente de la colección, una saga de tres números llamada American Samurai, y a lo largo de la cual (en un uso totalmente erróneo de los personajes y sus características) Daredevil y Elektra están en un tris de retomar su relación, la saga ce centra en un octogenario samurai que se dedica a despedazar a criminales y que finalmente vencido por Elektra y DD pide ayuda a la primera para cometer seppuku (suicidio ritual japonés), esta opta por ayudarle pese a la frontal oposición de Matt que dándose cuenta de la incompatibilidad de caracteres y actos entre ambos (como si no lo supiera ya de sobra) opta por cortar la relación antes de que esta siquiera empiece.

Termina así una etapa en general gris y mediocre, muy lejos de lo que de un autor del calibre de Milligan cabria esperar, errores en la caracterización de algunos personajes, un status para el personaje central que ni el propio guionista parece creerse y un dibujo vistoso pero vacío, son las señas de identidad de una etapa que ni siquiera se salva por sus altas dosis de acción ante la incertidumbre del rumbo adoptado, una autentica lastima, pero nada extraño teniendo en cuenta los mediocres antecedentes del personaje desde su regreso de una tumba de la que tal vez nuca debió salir.

miércoles, 20 de febrero de 2008

Reedición ya.


No se como esta el tema de los derechos, pero si la cosa depende de Panini, entiendo que esto es un más que nada un brindis al sol, pero vaya yo que me paunto a un bombardeo, también me uno a la petición expresada en El hijo del Relojero, 999, Travelling en los Surcos, Osukaru y El Cuarto Mundo, para la reedición de 2001:La Odisea del espacio, ¡¡¡joder que hablamos de Jack Kirby!!!, así que nada, ¡¡¡bloqueros uniros!!!, que no solo de culos vive el hombr...esto el bloguero.

Sleeper, lo mejor del 2007.

Culmina aquí el repaso por lo mejor del 2007 con este post dedicado a Sleeper cuyo anhelado volumen II por fin llego a España el año pasado de la mano de Norma.

Creado por Ed Brunaker y Sean Philips, y situada tras la miniserie de cinco Point Blank (con el propio Brubaker a los guiones y Colin Wilson a los lápices), Sleeper se compone de dos volúmenes (o temporadas) de 12 números cada uno, a lo largo de los cuales el género negro con elementos superheroicos encuentran su perfecta cabida y combinación.

El comic parte de la figura de Holden Carver agente de la organización gubernamental americana Operaciones Internacionales (O.I), que tras sufrir un accidente por en el cual una artefacto alienígena se injerto en su espalada haciéndole inmune a todo tipo de sensaciones y permitiéndole acumular el dolor físico y usarlo como arma, recibe ordenes de John Lynch (líder de O.I, una especia de Nick Furia del Universo Wildstorm) para infiltrarse como agente doble en la organización terrorista de Tao (villano creado por Alan Moore en su gloriosa etapa en WildCats), tras conseguir escalar en la organización y convertirse en uno de los hombres de confianza de Tao, Carver se ve en un callejo sin salida al caer Lynch en coma tras un intento de asesinato (elemento narrado en Point Blank), a partir de entonces y con el único hombre que conoce su condición de agente doble a las puertas de la muerte, Carver intenta desesperadamente salir de la situación en la que se encuentra solo para acabar metido hasta las cejas en un mundo que supuestamente debía combatir, descubriendo para su sorpresa que lo que hace para Tao no se diferencia tanto de lo que hacía para Lynch; descubierta su tapadera, Carver ve ante dos opciones, o pasarse la vida huyendo tanto de O.I (que le creen un traidor) como de Tao, o aceptar la oferta de este para ser uno de lo miembros de su organización sin reservas, justo cuando Carver acepta la propuesta de Tao, Lynch despierta de su coma, finalizando de esta forma el volumen I.

Tras varios años de espera y ante la aparente incapacidad de Pda para publicar este volumen II en España (el primero lo publico en grapa), Norma publico por fin el año pasado esta esperadísima continuación en forma de dos tomos de 6 números cada uno, y aun a pesar de que Sleeper es una serie concebida para ser disfrutada en grapa de forma mensual, la espera mereció la pena, y es que el volumen II no solo estaba a la altura del primero si no que incluso lo superaba.

Partiendo de tan interesante punto de inicio, Sleeper nos muestra como Carver harto de ser un peón en manos de dos grandes titiriteros (Lynch lo primero que hace al despertar es tratar de manipularlo, Tao lleva haciéndolo desde el principio), trata de elaborara su propio plan para joderlos a ambos, genero negro en estado puro, traiciones, giros arguméntales inesperados, amores enfermizos e imposibles, personajes genialmente caracterizados, y un dibujo narrativamente perfecto y más que adecuado para el tono que requiere la historia, hacen de Sleeper volumen II uno de los comics más interesantes de los últimos tiempos y demuestran la maestría de Brubaker cuando hace aquello que mejor se le da, el género negro, mezclado para la ocasión con elementos superheroicos (descacharrantes a la par que crueles las narraciones de los orígenes de los villanos, destacando la de Faghag, que obtuvo sus poderes tras ser mordida por un marica radioactivo), destacando la presencia del carismático Grifter (Cole Cash) miembro fundador de los WildCats y que jugaría un papel clave en la trama gracias a su presencia en Point Blank.

La resolución de la obra que uno no sabe si calificar de alegre o triste se torna en casi perfecta para un comic de marcado carácter oscuro, en la que por encima de todo brilla la caracterización de personajes, empezando por el propio Carver, incapaz de tener ninguna sensación física y harto de ser manipulado, siguiendo por Miss Misery, a la que le es físicamente imposible hacer el bien, poniendo en peligro su propia existencia si lo hace y aumentado su fuerza y sus poderes con cada acto de depravación que comete, y culminando en Lynch y Tao, dos malnacidos manipuladores con una extraña relación paterno filial (Tao es producto de un experimento genético ordenado por Lynch) en la que ambos creen que el fin justifica los medios.

En definitiva un comic sobresaliente, y una de la piezas clave en la “comicgrafía” de un autor que cuenta a sus espaldas con multitud de comic más que sobresalientes (Catwoman, Gotham Central, Capitán América o Daredevil), un Ed Brubaker que hace tiempo parece haberse tornado como el mejor guionista de su generación, y del que espero con muchas ganas (y pese a la adición de Panini) su próxima colaboración con Philips, en Criminal para el sello Icon de Marvel.

martes, 19 de febrero de 2008

Robocop 3, y Miller se despidió del cine.

Atrás quedaba ya la ilusión de Robocop 2, atrás quedaban ya las continuas visitas al rodaje y la lucha por que se respetara el guión. En Robocop 3 Miller opto por un toma la pasta y corre que condiciono una película plagada de buenas ideas de fondo pero de desastrosa ejecución.

Estrenada en 1992 la película que contó con 22 millones de dólares de presupuestó (9 más que la primera) supone un despropósito total en lo que a actuación y efectos especiales se refiere. Actores poco creíbles y sobreactuados se combinan con una falta de imaginación total en los ¿efectos especiales?, en una película que desprende cutrerio por todas partes, (ese Robocop “volando” es de lo peorcito que he visto en el cine supuestamente comercial), un cutrerio que además contribuye a ocultar un guión, que si bien flojo y lleno de tópicos, parecía tener potencial para al menos entretener, objetivo clave de este tipo de películas y en el que Robocop 3 falla estrepitosamente ante la permanente chapuza que uno puede ver en la pantalla.

Entrado de lleno en el guión, que es lo que al fin y al cabo interesa a efectos del este post, este viene firmado al alimón por Fred Dekker (“director” de la película) y el propio Frank Miller, y en él se pueden apreciar muchas reminiscencias de lo que se vio en la segunda parte, señalando el propio Miller que muchas de las ideas y elementos que se pueden ver en esta película estaban pensadas originalmente para la 2. De nuevo nos encontramos ante un Detroit desolado en manos de una brutal megacorparación que mientras hecha a la gente de sus casas, usa a su antojo los medios de comunicación para dar una buena imagen manipulando hasta el extremo la verdad y convirtiendo en terroristas a la resistencia frente a los desmanes de la empresa (aspecto este de interesante lectura, del que sería interesante conocer las ideas actuales de Miller tras el cambio que afirma han sufrido sus ideales con los atentados del 11-S). Robocop en un principio como servidor de la ley trata de acabar con estos “terroristas”, para finalmente al descubrir la verdad, ponerse de su lado y luchas contra las fuerzas mercenarias de la megacorporación, fuerzas a las que también se terminaran oponiendo la policía, en una batalla final que se supone debiera haber sido espectacular, pero que se torna en un absurdo y cutre, muy cutre enfrentamiento callejero.

El guión peca por lo tanto, de falta de originalidad al repetir muchos de los esquemas de una ya de por si no demasiado brillante (por ser suaves) segunda parte, (incluso Robocop vuelve a petarse para después ser arreglado, tratan de reprogramarlo para borrar su parte humana, etc). Sin embargo aun y con esas en la película posee algunas de las constantes de Miller: la defensa del individualismo frente a la fuerza uniformizadora de (en este caso) una megacorporación, la aparición de un héroe de firmes ideales dispuesto a luchar por lo que cree más allá de hacer lo que se espera de él, rebelándose así contra sus supuesto rol, un futuro oscuro y decadente en el que el hombre apenas si es una sombra de si mismo etc. Son en todo caso elementos suavizados en extremo, casi desaparecidos, elementos que se adivinan, que están ahí, pero que desgraciadamente apenas si se esbozan.

Tras Robocop 3, Miller huiría de Hollywood como alma que lleva el diablo, volvería al mundo del comic y haría lo que llevaba años soñando con hacer, Sin City. Solo con el paso de los años, (de muchos años), ante la insistencia de Robert Rodríguez y ante la posibilidad de ejercer un control creativo casi total, Miller volvería al mundo del cine, un mundo que siempre le ha fascinado y al que ahora parece haber vuelto para quedarse. ¿Hemos perdido un autor de comics y ganado un director de cine? Solo el tiempo lo dirá, mientras tanto y no, ahí queda su paso inicial por Hollywood a través de Robocop, experiencia que al menos sirvió a Miller para nunca volver al mundo del cine si no era bajo sus propios términos.

viernes, 15 de febrero de 2008

La Broma Asesina: la broma definitiva del Joker.

Hace unos días en El Cuarto Mundo este post de Etrigan genero un más que interesante debate en torno a la interpretación de la obra, el debate me obligo a replantearme alguna de las ideas que siempre había tenido en torno a este comic, así que con todo lo aprendido, y tras una obligada relectura aquí van mis conclusiones sobre este magnifico comic.

Que Alan Moore (probablemente el mejor guionista que yo he podido leer en mi vida) y Brian Bollard (uno de los mejores dibujantes de la historia) se junten para hacer un comic sobre (en teoría) Batman (uno de los personajes más fascinantes del género), debería ser algo así como la culminación del sueño de miles y miles de aficionados, sin embargo pese a su innegable calidad, que transforma La Broma Asesina en una de los mejores comics de la historia del género, la obra ha tenido difícil encontrara sus hueco junto a los Watchmen, los Born Again o los DK, es decir pese a ser casi unánimemente reconocida como un comic buenísimo no parece situarse a la altura de los comics que cambiaron para siempre la faz del genero, y eso que tenía todos los ingredientes para ello.

La Broma Asesina
es tal vez la historia definitiva del Joker (en la medida que puede tener de definitiva una historia sobre un personaje que ha contado, cuenta y contara, con mil y una versiones, mil y un guionistas y mil y un dibujantes), el Joker y su intento de demostrar que un mal día puede volver loco a cualquiera, que lo único que le separa del resto de la humanidad es un mal día, frente a él, símbolo del caos, aparece la figura de Batman, un Batman que se presenta como símbolo del orden, un Batman que también tuvo un mal día y que sin embargo no acabo enloquecido...¿o si?.

Bajo mi punto de vista inicial, la conclusión de la obra de Moore, con ese Batman riendo a mandíbula batiente ante un chiste del Joker, venía a simbolizar algo así como que ambos personajes eran en realidad dos caras de la misma moneda, distintos, si, pero locos ambos al fin y al cabo, conclusión que en mi caso había hecho que si bien el comic me pareciera magnifico, no terminara de situarse en ese Olimpo de los comics, y es que para mi Batman esta lejos de ser eso, para mi Batman es una fuerza de la naturaleza, más parecido a un huracán o a un terremoto que a un ser humano, Batman es casi un concepto en si mismo y lo que simboliza es la propia fuerza de la humanidad y sus ansias por rebelarse antes las injusticias y su s deseos de marcar una diferencia, sin embargo leer el magnifico post de Etrigan, y los posteriores comentarios, me abrió los ojos ante otra posibilidad, ¿y si Batman fuera meramente accesorio en la historia?, ¿y si Batman apareciera como mero comparsa del Joker, y no como protagonista compartido en una visión dual sobre ambos personajes?, ¿era eso posible?, bajo este punto de vista, Batman vendría a jugar en La Broma Asesina un papel parejo al de Superman en DK, allí el hombre de acero esta totalmente supeditado a Batman, y su papel esta condicionado por la necesidad de Batman de un opuesto a su altura, el mismo Miller ha reconocido que de tratarse de una historia de Superman nunca lo había reflejado así, pero que en DK necesitaba a ese Superman en concreto para enfrentarse a Batman, si tomamos esto en consideración, una relectura de La Broma Asesina, partiendo de esta premisa tiene por fuerza que ser interesante.

Releída la obra, esta toma a mis ojos otra dimensión al tener en cuenta este punto de vista, el Joker como protagonista absoluto de la obra (que incluso sueña su origen, que puede o no ser el que se narra en estas páginas, al admitir el mismo que cada vez lo recuerda de una manera distinta) aparece todavía más aterrador, más grande, más poderosos y malvado, el potencial del personaje (tal vez el mejor villano de la historia del genero) rara vez ha encontrado mejor reflejo que bajo la pluma de un Moore, que capta a la perfección su esencia, en su mundo solo él puede ver lo absurdo de la vida, solo él se da cuenta de que la locura es la única salida, la única respuesta, en La Broma Asesina trata de compartir su “don”, un “don” que Batman no puede permitir que sea compartido, Batman cree que la vida pese a todo tiene sentido, e incluso trata de encontrarlo en su eterno enfrentamiento con el Joker (no podemos seguir así, trata de decirle al Joker) , no podrá, el Joker no esta loco, el Joker ES la locura personificada, si la vida no tiene sentido, si todo en una broma ¿por qué no reírse?, en la conclusión final del comic Batman parece darse cuenta de que tal vez el Joker tenga algo de razón y de que es inútil intentar cambiar a alguien que ni puede ni quiere ser cambiado, magnifico, sencillamente magnifico, ahora que se discute tanto sobre la importancia o no de la blogosfera, pienso que aunque solo sea por cosas como esta (el poder leer comics bajo perspectivas que antes no se te había ocurrido) merece muy mucho la pena.

Big Culo Day: El culo invisible....o bueno no tanto.


Bueno, no es exactamente de un comic, pero aprovechando que Jessica Alba (si este blog tuviera una musa seria ella, lastima que no la tenga) esta muy buena, y que interpreto a nuestra querida Sue“La Mujer no tan Invisible” Storm, os pongo una fotica bastante visible, ah para más datos sobre esta iniciativa pinchad aquí.


jueves, 14 de febrero de 2008

Revista PAMMHG #3.



Me pasan por mail este noticia:

Lo prometido es deuda, y aunque una serie de contratiempos personales nos obligaron a aplazar la fecha de salida prevista para nuestra tercera revista digital, hoy podemos anunciaros con orgullo que finalmente el proyecto ha llegado a buen puerto tras sortear todas las dificultades. Este tercer número es muy especial para nosotros, porque con él rendimos homenaje a nuestro desaparecido compañero y amigo Sebastián May (Apitikaun). Debido a ese triste acontecimiento, en esta entrega se ha potenciado en su elaboración la participación de los usuarios del foro, y así pudieran aportar su particular granito de arena para honrar y despedir a una de las personas con la que mejores ratos hemos pasado desde que se creara el PAMMHG.

Sin perder de vista la actualidad, los contenidos de este número se han seleccionando atendiendo a los temas favoritos de nuestro querido Sebas, con el objetivo de plasmar en la medida de lo posible lo que para él hubiera sido la revista perfecta. De esta manera, podréis encontrar amplios e interesantísimos monográficos sobre los universos particulares de Star Wars, Bone, Spiderman, Veronica Mars, Naoki Urasawa y la saga Bourne. Sin olvidarnos de un repaso de lo mejor del 2007 y nuestra habitual selección de reseñas, además de tiras, ilustraciones y relatos.

Una vez más, esperamos que la revista sea de vuestro agrado y que no perdáis la oportunidad de haceros con ella, especialmente por la ocasión tan extraordinaria que ha inspirado el trabajo de los que han colaborado en ella. Para descargar la revista, no tenéis más que pasaros por aqui.


Pues nada a leer un rato que los dos primeros números estuvieron muy bien.

The 49ers: ¿Una alegoría sobre la historia del comic?

Se van acabando ya las reseñas a lo mejor de 2007, con esta obra entramos en el podio y ya solo quedará una obra por reseñar, si más preámbulo empezamos.

Top Ten es tal vez uno de los homenajes más bellos y sentidos al comic de superhéroes que haya podido leer en los últimos años, aunque lejos de ser el mejor trabajo de Moore, su descripción de un ciudad habitada únicamente por superhéroes, sus relatos acerca del cuerpo de policía encargado de hacer que se cumpla la ley en un entorno así, su canto a la tolerancia a la belleza de lo diferente, hacen de Top Ten un comic maravilloso, que merece la pena leer una y otra vez, aunque solo sea para poder ver el potencial de un género que no necesita ser llevado al extremo para producir grandes obras.

Esa ciudad tenía un origen, ese origen se narra en esta obra; The Forty Niners, de nuevo con guión de Alan Moore y con dibujo en este caso en solitario de Gene Ha, el comic narra el regreso de los superhéroes que combatieron en la II Guerra Mundial a los USA, la guerra se ha ganado, ¿ahora que?, encauzar todo ese enorme poder y darle un sentido, un objetivo, un fin se antoja harto difícil, Neópolis surge de esta forma con el deseo de dar una salida a los regresados, ¿se trata en esta caso de construir un gran ghetto para superhéroes?, bueno es un tema bastante complicado, lo cierto es que Neòpolis y todo lo que significa guardan mucha relación con algo que parece muy común tras toda guerra; sobre todo tras un guerra de larga duración, tanto si se gana como si se pierde ¿qué hacer con todas las personas que regresan después de haber estado años y años repartiendo muerte en el frente?, ¿cómo reintegrarlos en una sociedad en paz?, un tema muy interesante y que ha contado con múltiples respuestas en el mundo del cine o la literatura, en el mundo del comic, Moore nos propone una ciudad magnifica, grandilocuente, llena de maravillas tecnológicas, pero eso si asilada en su propio mundo, no integrada en la sociedad en la que se enmarca, ¿cabe otra respuesta ante seres capaces de convocar tormentas o lanzar rayos por los ojos?, un tema interesante por el que la obra apenas si pasa de puntillas.

Y es que The 49ers, se centra en otros aspectos no por ello menos interesantes, aspectos además con múltiples lecturas, así por ejemplo vemos como el gobierno de los USA no duda en usar a científicos alemanes para sus planes, los mismos científicos que bajo el nazismo habían perpetrado autenticas salvajadas y que en lugar de responder ante la justicia por ello, son tratados como eminencias recibiendo todo tipo de prebendas para continuar su trabajo, algo que se muestra como un claro reflejo de lo que paso tras la II GM, así si de The 49ers destaca por algo es por captar a la perfección el espíritu de la época, tras el fin de la II GM los USA vivieron una época de optimismo desaforado, de ilusión y de seguridad en si mismos, pero también fue una época marcada por un cierto sentimiento de incertidumbre, un “¿y ahora que...?”, que como es lógico aparece tras estar muchos años luchando por algo, cuando esto al final se consigue, habiendo configurado una parte muy importante de tu vida en torno a ello, un cierto sentimiento de no saber muy a que atenerse, se antoja como lógico, este sentimiento entre optimista y crepuscular, entre alegre y temeroso, que Moore tan bien capta en su guión, se ve muy bien reflejado por un dibujo de Ha que si bien es excesivamente bello, si trasmite la sensación que Moore busca en su guión algo que se ve ampliado por el magnifico color de la obra.

Si todo esto de por si no fuera ya suficiente para que la obra entrara de lleno en mi particular podio del 2007, esta reseña de Álvaro Pons termino por abrirme los ojos (una de la muchas virtudes de la blogosfera es que te hace ver cosas que un primera lectura pasan desapercibidas, pero que gracias a reseñas o comentarios descubres, aportando así nuevas dimensiones a futuras relecturas, por poner solo algunos ejemplos me ha pasado con Ronin, con La Última historia de los Vengadores o de manera más reciente con La Broma Asesina; lo que Álvaro viene a plantear es que en gran medida el enfrentamiento final entre los superhéroes (representados por la superpolicía) y los vampiros, es una suerte de alegoría de lo que paso en el mundo de comic americano en los 50, y es que con la llegada del Code, los comics de crímenes y de monstruos desaparecieron, siendo devorados por unos muy infantilizados aunque fértilmente imaginativos comic de superhéroes, este aspecto que en una primera lectura me había pasado desapercibido, otorga a la obra una dimensión nueva a la par que la emparenta con comics como Supreme o El Día del Juicio, reiterando la percepción de Moore como un autentico estudioso y conocedor de la historia del comic (cuando menos) americano, además este punto de vista permite enriquecer todavía más la obra bajo el prisma de que el regreso de los héroes tras la II GM y su incierto destino enlaza con la incertidumbre que vivió el género tras el fin del conflicto bélico, y es que más allá de la infantilización ya mencionada en los 50, producto de otras circunstancias, tras el fin de la II GM el comic de superhéroes se encontró ante una encrucijada, el público ya no parecía necesitar héroes, y no pocas series sucumbieron ante la nueva tendencia del mercado, al igual que en The 49ers, tras el fin de la guerra la gente no parecía interesada en sus héroes (en este caso de papel), una perspectiva interesante que hacen que la obra sin estar de nuevo entre lo mejor de Moore entre de lleno en ese no demasiado números grupo de comics que merecen ser releídos cada cierto tiempo para encontrar nuevos matices.

Capitulo aparte merece la edición, en una época en la que desgraciadamente nos estamos acostumbrando o bien a ediciones mediocres, o bien a buenas ediciones pero a precios prohibitivos, el que Norma sacase este comic en tapa dura con buen papel y por solo 10 euros es algo que se ha de agradecer y sin duda a remarcar y más viniendo de una editorial con una política de precios tan (por decirlo suavemente) “errática”, en fin un comic muy bueno y con una edición a la altura.

miércoles, 13 de febrero de 2008

Blogger del día y que es un blog de tebeos, cosillas de esta blogosfera nuestra (post ombliguista para ir a la moda).

Anda revuelto el panorama en la blogosgfera de la cosa del tebeo que diría Ismael, y es que como cada cierto tiempo una polémica enciende los ánimos “blogosfericos” mostrando lo corporativos que podemos llegar a ser, por otro lado y casio en las antípodas de este asunto surgen interesantes iniciativas de cara a la colaboración entre nosotros, cosa que siempre tiene mucho interese.

¿Qué es un blog de tebeos?, pregunta Alvaro Pons en La Cárcel de Papel, la pregunta llega a cuenta de la polémica generada en torno a la poca difusión que el Salón de Granada ha tenido en dos de la grandes blogs de referencia en este mundillo nuestro tan proclive al malrollismo, bajo mi punto de vista un blog de tebeos o de cualquier otra cosa, es lo que su autor y sus lectores/comentadores, quieran, uno escribe algo en su blog con la esperanza de que le lean, le comenten y se genere debate, supongo que nadie espera que en sitio público, con posibilidad de comentarios abiertos, la critica no tenga espacio, es casi imposible que si escribes sobre cualquier no haya alguien ahí fuera que no este deacuerdo contigo, esto es bueno es sano, y para mi es la salsa de la blogosfera, vale que para ello es mejor un foro, pero un blog viene a ser en este aspecto algo muy parecido, solo que con un “jefe” que centra el debate en tal o cual tema, sin embargo una cosa es la critica, licita, justa y hasta deseable y otra bien distinta es ser acusado de tener intereses oscuros y de moverte por copias de prensa y demás, ahí es donde creo que los organizadores del Salón y Guevillos han errado, entiendo que pidan más difusión para el salón es lógico y normal, no entiendo sin embargo las acusaciones vertidas sobre ZN, la Cárcel, ambos son blogs hechos por amor al arte que pueden colgar o no lo que consideren oportuno en sus respectivas bitácoras, se les puede criticar, se les puede pedir, pero lo que no me parece justo es acusarle de que la supesta discriminación se haga a posta y para hacer daño o de intereses ocultos, más cuando lo que hacen lo hacen gratis, en todo caso toda esta polémica ha demostrado que todos los colectivos tienden de una u otra forma a ser bastante corporativistas y a defenderse mutuamente y casi sin matices ante lo que se entiende como un ataque a “nuestro colectivo”, yo he sido el primero en hacerlo, y por eso creo que esta reflexión de Etrigan, resulta especialmente afortunada al respecto, es una reflexión que me ha hecho pensar bastante y sobre todo me ha permitido matizar mi “virulenta” postura inicial.

Cambiando de tercio, desde el blog Traveling en los Surcos me llega una nominación como blog del día lo que claro esta hace mucha ilusión y más viniendo de un blog tan bueno como el de Jaime, este tipo de iniciativas (o la de Jotace del 15 de Febrero) me resultan bastante interesantes, y rescatan el espíritu colaboracionista que pareció decaer tras la baja participación en los 10 de Tebelogs, en teoría debería elegir siete blogs que me gustasen y “nominarlos” como blogs del día, pero ahora mismo no me siento capaz, no me gusta ser políticamente correcto, pero la verdad es que todos los blogs que tengo enlazados, los tengo enlazados por algo, no por que si, a veces me gustan más unos, otras otros, depende del post, así que no se ahora mismo no podría elegir, más que nada por que mi top siete cambiaría de una semana a otra, si sirve de algo, el blog de Lord fue para mi el mejor del 2007 (¿o lo que se voto en los premios de la Cárcel era lo mejor del 2006?, ahora no lo tengo muy claro), así que nada excelente iniciativa, que esperemos permita conocer nuevos blogs y enriquecer así nuestro particular mundillo, por lo demás echar un ojo a los enlaces ahí a la izquierda que hay cosas muy, muy interesantes.

Daredevil: Historia de un hombre sin miedo. Parte LXIII: Elektra Raíz del Mal.

Siguiendo con el repaso a la trayectoria del principal spi-off generado por DD le toca el turno ahora a la miniserie Elektra Raíz del Mal, que resitua el papel del personaje en el Universo Marvel.

Concebida como miniserie de 4 números publicada con fechas de portada de Marzo a Junio de 1995, Elektra Raíz del Mal (publicada en España también en grapa y a lo largo de 4 números por Forum), supuso el regreso de D.G Chichester y Scott McDaniel al personaje que hace apenas un año habían retornado a la continuidad marvelita en la polémica Caída del Paraíso, saga que por otra parte servirá de detonante de la trama en la que se centra la miniserie.

Si en Caída del Paraíso descubrimos que la Elektra purificada por el amor de Matt había estado desde entonces con la Casta dedicada más que nada a la vida contemplativa, tras su fusión con Erynys (su parte “malvada”, la que Matt supuestamente había purgado y que la Mano a través de se rama de la Serpentería pretendía traer de vuelta como su asesina perfecta) y su consecuente cambio de actitud, Elektra trata a en la primera páginas de la miniserie de fundar su propia Casta, aunque eso si con una actitud mucho más proactiva, su objetivo es atacar directamente a la Mano sin esperar a que esta actué, este proyecto encontrara por el camino el rechazo de Daredevil, y de Piedra, recelosos del liderazgo de alguien como Elektra.

A partir de esta premisa, Chichester se dedica a reconstruir el pasado de la asesina, un pasado que aunque semejante al narrado por Miller se nos muestra como muy diferente en bastantes matices, introduciendo elementos tales como un hermano (Orestes) responsable real de la muerte de su madre harto de sus infidelidades para con su padre, en este aspecto Chichester da por bueno lo narrado por Miller el Elektra Asesina, al menos en lo que respecta a que Elektra nació de su madre muerta, no en lo que respecta a los abusos paterno que allí se insinúan, también modifica ligeramente su relación con la Casta, tal y como Chichester lo cuenta, Elektra fue allí con 12 años solo para ser rechazada poco después, tras la muerte de su padre volvería pero ni siquiera se le permitiría entrar yendo a parar a la Mano, aspecto este donde se vuelven a introducir nuevos matices., tales como su relación Tegaki, miembro de la Serpentería y oponente principal de Elektra durante la miniserie.

Tras la Caída del Paraíso, y el fracaso de la Serpenteria, su líder Daito, mancillado por la vergüenza se suicida por el viejo ritual del seppuku, usando para ello la espada Sakki, mítica espada de la secta, que solo debe ser usada para matar a inocentes y que después de cientos de años amenaza con destruirse al haber sido usada en la muerte de Daito, Tegaki, asume entonces el liderato de la Serpentería con el objetivo de matar a tres inocentes para “purificar” la espada, Elektra y su nuevo grupo trataran de impedirlo, lo que costara la muerte de todos los miembros del grupo, salvo claro esta a la propia Elektra, que se da cuenta que ha de seguir su vida en solitario, abandonado sus deseos de fundar una nueva Casta.

La miniserie entretenida, y muy bien dibujada con un McDaniel mucho más sólido que en su etapa en DD, se trata probablemente del mejor comic escrito sobre Elektra, desde su regreso, sirve además para resituar al personaje en el Universo Marvel y abre las puertas a su futura serie regular, sin embargo y aun siendo cierto todo esto, la verdad es que si por algo destaca esta obra es por la “normalización” a la que somete a su personaje principal; la Elektra de Miller, poderosa, lejana, casi inalcanzable, se torna en manos de Chichester en un personaje convencional, típicamente noventero, dura y con los dientes apretados, de pasado oscuro y tortuoso, Elektra se transforma así en el símbolo del uno de los prototipos de mujer que por regla general se vio en el comic de superhéroes de los 90, (el otro sería el de chica dulce, ingenua e inocente, todas eso si muy ligeritas de ropa), Elektra dejaba de esta forma de ser un personaje distinto, de desbordar fuerza y carisma en todas sus apariciones, pasando a ser un personaje más, cuyo interés sería mayor o menor en función del comic donde apareciese, pero poco más.

Tal vez esta “banalización” del personaje fuera necesaria si lo que realmente se quería era dotarle de una serie regular, algo que se antojaba bastante difícil con el personaje tal y como fue concebido por Miller, sin embargo lo cierto es que la Elektra que salió de todo esto era un personaje que había perdido toda su magia, convirtiéndose en uno más, tal vez sea el peaje a pagar para que el personaje pueda ser usado por alguien más que por Miller, pero sea como sea el precio se antoja tal vez como demasiado alto.

martes, 12 de febrero de 2008

Daredevil de Brubaker y Lark, la luz al final del tunel.

Siguiendo con el repaso de los mejor del 2007 y habiendo entrado ya en top 5, queda antes de ir al podio realizar un breve repaso por el Daredevil de Brubaker y Lark, el comic Marvel más interesante del año pasado.

El fin de la excepcional etapa de Bendis/Maleev había dejado a DD en un autentico callejón sin salida, encerrado en la cárcel y sin expectativas de salir, Matt había visto toda su vida destruida en un instante, y Brubaker se encontraba ante si con un callejón sin aparente salida de cara a hacer avanzar las historias del personaje, sin embargo y aunque se tomo su tiempo Bru, encontró finalmente una salida, y sin recurrir al uso y abuso de los “Deux Ex_Machina” (Bruja Escarlata, Superboy o Mefisto) tan comunes hoy en día, y casi sin que nos diéramos cuenta restauro el estatus quo del personaje, haciendo parecer a simple vista que todo era nuevo.

Empezando por el principio, si conviene señalar que la llegada de Bru y Lark a las páginas de DD era un secreto a voces, desde que el dúo Bendis/Maleev anunciara su marcha, todo el mundo apostaba por la pareja Brubaker/Lark como sustitutos, así la excelente etapa que estaban firmando los primeros encontraría su cumplida respuesta en una pareja creativa que ya había brillado con luz propia en Gotham Central, la que probablemente sea la mejor serie de DC en los últimos años, Lark con su estilo oscuro, con un gran contraste entre las luces y las sombras y con su gran capacidad narrativa se tornaba en dibujante ideal para una serie que siempre se mueve en claroscuros, enlazando así con la mejore tradición iniciada ya por Gene Colan, Bru por su parte que siempre había demostrado su enorme maestria en lo que al genero negro se refiere parecía destinado a escribir esta serie, así que el equipo creativo que a priori parecía ideal se encargaría de sustituir a uno que se había mostrado ya como ideal.

Como ya se señalo arriba la etapa Bru/Lark se inicia con DD en la cárcel y ahí estará Matt durante toda la primera saga (saga que aunque solo fuera por la conversación que mantiene con Punisher merece ya la pena), hasta que a punto de caer en la locura tras o que cree que es el asesinato de Foggy se escapa en busca de quien esta detrás de la “muerte” de su amigo, tras descubrir quien es y en un gran y sobre todo lógico giro argumental, Matt consigue recuperar su vida, viendo así la luz al final de un largo, largísimo tunel, su cargos son retirados por falta de pruebas, y puede volver a ejercer la abogacía, en definitiva se restaura (en cierta medida) el estatus quo de la serie, Matt como abogado, y DD como vigilante de una Cocina del Infierno que ha vuelto a caer en la decadencia durante su ausencia.

Partiendo de la base de que pese a que esto es cíclico, no me suele gustar demasiado las restauraciones del estatus quo, lo cierto es que Bru lo consigue hacer con lógica, sin traicionar la etapa de Bendis/Maleev y asumiendo que las cosas no podrán ser realmente como antes, además el estatus actual de DD no deja de ser cuando menos peliagudo, y es que aunque Matt este libre de las acusaciones de ser DD, este no se ha registrado por lo que esta incumpliendo la ley, ley que por otra parte no puede ir a por él en su faceta de Murdock al haber sido declarado si no inocente si libre por falta de pruebas, sin embargo si pueden tratar de capturarle como DD, lo que hace que el personaje en gran medida este al limite, teniendo además muy complicado el registrarse, ya que si lo hace como Murdock, habrá reconocido que mintió en un juicio federal, y lo haría además ante el propio gobierno federal, en fin que lo tiene bastante chungo.

Más allá de todo esto si por algo destaca el DD de Bru es por la recuperación de personajes interesante pero olvidados, como es el caso de Dakota North, o sobre todo de Becky Blake, tornada ahora en abogada y socia del bufete de Nelson y Murdock, y a la que apenas si habíamos visto desde la etapa Miller, si recuperar a los Torpones ya sería completamente feliz, más allá de esto lo cierto es que Bru se ha pasado más de un año sacando a DD del embrollo en el que estaba metido y lo ha hecho manteniendo el nivel de una serie que lleva mucho años destacando por su calidad, ahora con el personaje “limpio de polvo y paja” podemos realmente ver el DD de Bru en estado puro, y la cosa de momento al menos pinta bien, muy bien.

lunes, 11 de febrero de 2008

Runaways, huyendo hacía delante.

Retomando el repaso a lo mejor del 2007 le toca el turno ahora a los Runaways, una de las series más frescas e interesantes de la Marvel actual y que ha mejorado muy mucho en su segundo volumen tras un primero un tanto decepcionante.

Debe ser bastante difícil esto de crear personajes nuevos para la Marvel, o mejor dicho debe ser difícil que se consoliden, y es que más allá del exitazo mutante (de cuya segunda génesis hace más de 30 años ya), lo cierto es que pocos son los personaje que aparte del “núcleo duro” creado fundamentalmente por Lee-Kirby-Ditko, han conseguido realmente raigambre en este universo de ficción.

Intentos a habido y muchos, pero tal vez por la propia impermeabilidad a lo nuevo de nosotros como lectores (que siempre parecemos pedir más de los mismo, más Lobezno, más Spiderman, más Vengadores etc) como por el poco apoyo que en ocasiones la editorial parece brindar a lo nuevo, lo cierto es que pocas, muy pocas han sido las ideas que han perdurado de verdad, más allá de apariciones secundarias o incluso terciarias.

Viene todo este rollo a cuento por que los Runaways, parecen tener pinta de conseguirlo, no hay que echar las campanas al vuelo que todos hemos visto lo que paso con los Nuevos Guerreros (que en los 90 parecía que iban a comerse el mundo, y solo hay que ver como han acabado), pero lo cierto es que Marvel ha apostado fuerte por el grupo y los lectores (más en los recopilatorias que en la grapa mensual), parecen haber respondido; así que esta claro que algo han de tener este grupo de adolescentes huidos.

Creados por Brian K. Vaughan y Adrian Alphona, los Runaways contaron originalmente con un primer volumen de 18 números a lo largo de los cuales se sentaron las bases de lo que sería la serie, la premisa original e interesante (los hijos adolescentes de diversas parejas de Los Ángeles, descubren que sus padres son supervillanos que traman algo parejo al fin del mundo), se vio lastrada por un ritmo excesivamente lento y cansino y unos villanos (los Gibboni, que eran los demonios a los que servían sus padres, padres que por cierto se reunían bajo el sobrenombre del El Orgullo), poco creíbles que a veces daban más risa que miedo, sin embargo si por algo destaco la serie fue por la interrelación de los diversos Runaways, un grupo ecléctico(y a veces un tanto esteriotipado) de adolescentes que trataban de detener a sus padres, a la vez que aprendían a vivir solos, todo ello con el trasfondo del conflicto generacional, y la idea de legado (el que los padres deseaban dejar a sus hijos y que estos se negaban aceptar), la colección que podía haber acabado ahí, tuvo excelentes ventas en lo que a tomos recopilatorios se refiere, lo que unido a la excelentes criticas, y a la innegable calidad de la propuesta permitió que Marvel se atreviese a lanzar un segundo volumen con los mismo autores y esta vez sin fecha de caducidad prevista.


Superado la presentación y derrotados los padres, Vaughan pareció quitarse un gran peso de encima, y es que la serie mejoro a horrores, la lentitud y el aburrimiento que se apreciaban a veces en el primer volumen quedaban ahora totalmente atrás, a la fiesta se unía además un Adrian Alphona a quien podía ver crecer y mejorar número a número, casi como los propios Runaways, unos Runaways que ahora se tornaban en protectores de Los Ángeles, ciudad que tras el fin de El Orgullo, parecía que pudiera caer en manos de todo tipo de suprecriminales y mafiosos de mayor o menor estofa, mientras asumían tal papel, los Runaways, crecían, se enamoraban, se desenamoraban, admitían nuevos miembros (“el hijo” de Ultron nada menos), se iban, volvían o...morían (en una de la muertas más conmovedoras vista en Marvel en mucho, mucho tiempo), en una palabra EVOLUCIONABAN, palabra a la que tanto miedo parecen tener en Marvel (solo hay que fijarse en Spiderman), y que en los Runaways, alejados de los focos y en su pequeño rincón del mundo, esto, era más que posible, tras 24 números de este volumen, Vaughan y Alphona dejaban a sus criaturas y pasaba la antorcha ni más ni menos que a Joss “Buffy Cazavampiros” Whedon, el cual se ocupara de las aventuras de los fugados junto a Michael Ryan durante 6 números, en el horizonte espera Terry Moore (creador de la muy apreciada Strangers in Paradise) y Humberto Ramos, así y aunque no se puede adivinar el futuro, este pinta bien, muy bien para nuestros queridos fugados, esperemos que sigan huyendo muchos años, eso siempre hacia adelante, sin miedo al cambio, sin miedo a la evolución.

sábado, 9 de febrero de 2008

Marvel Pocket: BWA HA HA HA!!

Iba yo tan tranquilo a comprar mi chute semanal en la librería especializada cuando entre curioso y despistado me encontré ESTO:


¿Pero esto que coño es?, ¿será una coña, no?, ¿a quien se le ocurrió semejante idea?, joder, se merece un premio, no se un Grammy un Goya o algo así , joder, ya había leído que iban a sacar esto y tal, pero tenerlo en las manos es, es, es..... tan lamentable a la par que divertido, ya me imagino el razonamiento de Panini:

- Oye que las BM no venden.

- Ah, ¿y si intentamos distribuirlas por más sitios, como el Corte Inglés y tal, o sacamos el vol II de los Vengatas, o algo?.

- No quita, quita, que es eso es “mu complicao” mejor les triplicamos el precio, le ponemos tapa dura y sobrecubierta y lo lanzamos en plan innovación de la muerte, en busca de nuevos mercados y tal.

- ..........

Lo jodido es que hasta se venderá y todo , tiene delito la cosa si señor, ahora tengo bastante clarito que no es que las BM no funcionasen, no, lo que pasa es que Panini tiene más jeta que espalada, ¡¡¡ si hasta lanzan globos sonda sobre este “nuevo y genial formato” como sustituto (evolucíon lo llaman ojo, evolución, como los Pokemon vaya ¿vendrá de ahí lo de Pocket?) de las BM!!!, que cachondos estos de Panini, así cualquiera, lo mismo mejor envuelto y tres veces más caro ¡¡¡ éxito seguro!!!.

Bueno al menos me he echado unas risas, que cosa más ridícula, por DISO, que cosa más ridícula.

jueves, 7 de febrero de 2008

Robocop 2, ¿Miller escribió esto?

Pues si lo escribió....o bueno más o menos, lo cierto es que Miller salió poco contento de la experiencia y trataría de resarcirse en Robocop 3...con resultados aun peores.
 
Tras el atronador éxito de DK Miller se convirtió en un autor de moda y no solo en el mundo del comic, Holllywood siempre atento al surgimiento de nuevos talentos que explotar se fijo en él y le propuso escribir el guión de la secuela de Robocop. Miller gran aficionado al cine, uno de los elemento definitorios de su excelente técnica narrativa ha sido desde siempre la utilización de recursos de claro origen cinematográfico, decidió muy ilusionado aceptar el proyecto.

Varios eran los elementos que hacían que la situación tuviera buena pinta, para empezar Robocop era un personaje muy, por decirlo de alguna manera “comic”. La exitosa primera película de manos del genial pero irregular Paul Verhoeven narraba en clave de ciencia ficción la andanzas de un ciborg superpolicía que trataba de aferrarse a los tenues restos de su humanidad. Tanto la estética, como el concepto en si del personaje, así como sus actitudes, y el propio “clima” que envolvió la película perecían sacados directamente de un comic de superhéroes, además el carácter de héroe trágico, pero firme en sus convicciones, y el entorno de corrupción política y empresarial que se atisbaban en la primera película hacían de Robocop un personaje casi ideal para caer en la pluma de un Miller, un Miller que además estaba motivadísimo.

Pero hete aquí algo con lo que Miller no contaba, y es que si bien en el mundo del comic era una estrella, para Hollywood apenas era un recién llegado con pretensiones. Además con todas las cortapisas y limites a la creatividad que las grandes del comic puedan poner a sus artistas, lo cierto es que estas se tornan en mera nimiedad con las que Hollywood impone en aquellas películas con vocación meramente comercial, y más si eres un “simple” guionista, en Hollywood. Quien lleva las riendas del asunto es el productor, si acaso el director, al guionista aparece en demasiadas ocasiones como un mero escriba, una mera rueda en el mecanismo que ha de postrase a los deseos de quien realmente tiene el poder,. En estas el guión de Miller fue tacado de “irrodable”, y fue reescrito una y otra vez pasando además por muy diversas manos, así el resultado final que pudimos ver en la película, poco, muy poco tiene que ver con lo que Miller tenían en mente. Años después (y hace poco en España de la mano de Aleta) pudimos ver en cierta medida (ya que el guión fue reinterpretado para el comic por otro autor, y no por el propio Miller), lo que Miller realmente quería para la película Los resultados son claramente distintos y mejores a la edulcorada visión que se trasladó a la pantalla.

Robocop 2, sin ser una mala película, se queda a medio camino de lo que podía haber sido buscando tal vez una mayor corrección política. Miller muestra una Detroit decadente y arrasada en manos de una gran megacorporación  que se ha hecho con la ciudad en colaboración y aquiescencia con un poder político que según Miller nunca ha servido al ciudadano. En la peli, la ciudad esta endeudada hasta las cejas por culpa de un alcalde incompetente, pero aun así este lucha denodadamente para impedir que la ciudad caiga en manos de la corporación, si Miller nos muestra el mal simbolizado en esa corporación, que trata de ahogar la individualidad y que trata de socavar una de la últimas líneas de defensa de la ciudadanía, simbolizada curiosamente por un cuerpo represor como es la policía, con el objetivo final de sustituir a estos por su propio grupo de mercenarios, que estarían solo a sus servicio. La película, ignora este tema y pasa de puntillas por el asunto de la huelga policial, además de introducir un villano de opereta, un camello con ínfulas mesiánicas, que poco o nada aportan a una trama que debería ir por otros derroteros.

Aún y con estas la película tiene sus aciertos, matizados y simplificados, pero no por ello menos interesante. Así la película sabe mostrar esa brutal decadencia en la que Detroit es presentada en el guión de Miller, la decadencia no parecen venir de las mismas causas, pero los resultados si son parejos, también. La película muestra la lucha interna de Robocop por mantener su humanidad y su triunfo final, triunfo frente a un nuevo Robocop, una bestia deshumanizada que supone un retorcido espejo en el que se refleja el protagonista. Por último es también reseñable señalar como unas de las señas de identidad de Miller, el usar como hilo conductor de la historia a los noticiarios televisivos, es utilizado por la película con singular éxito.

En definitiva Robocop 2, es una película decepcionante que queda bien lejos de lo que Miller pretendía en un principio y que además sirve para desilusionar a un Miller, que aunque más tarde escribiría Robocop 3 (ya hablaremos de esta por aquí), ya no se pasaría todos los días por el rodaje para aprender cosas de un mundo del que salió muy decepcionado y al que solo volvería muchos años después en un contexto radicalmente distinto.