miércoles, 30 de enero de 2008

Frank Miller en DC, ¿más allá de Batman?

A punto ya de culminar la serie de post dedicados a la “comicgrafía” de Frank Miller, es conveniente hacer un breve repaso a la trayectoria del autor americano para la editorial de Superman más allá de sus archiconocidos trabajos con Batman.

Cuando pensamos en Miller y Marvel, pensamos lógicamente en Daredevil (si acaso también en Elektra) y cuando pensamos en Miller en DC pensamos en Batman (si acaso también en Ronin), sin embargo tanto para una como para otra editorial Miller ha realizado diversos trabajos en su periodo digamos “formativo”, la diferencia sin embargo estriba en que pese a trabajar antes para DC que para Marvel.

Miller completo gran parte de esa primera etapa de su carrera en la Casa de las Ideas, de ahí que mientras que en Marvel existen muchos trabajos dibujados (menos escritos) por el autor más allá de DD y en serie tan dispares como puedan ser Spiderman, o John Carter, en DC más allá de Batman (salvo la ya mencionada excepción de Ronin) es muy difícil encontrar trabajos relevantes suyos, difícil, pero no imposible.

Empezando por el principio, tras un primer trabajo como profesional para la editorial Gold Key en la revista genérica The Twiillint Zone (con dos historias cortas en los números 84 y 85 tituladas “Roya Feast” y “Endless Cloud”, trabajos en los que Miller ni siquiera fue acreditado y de los que no esta especialmente orgullosos), Miller paso a trabajar en DC en la también genérica Weird War Tales, una antología de relatos, de ciencia-ficción, suspense etc, en la que Miller colaboraría en los números 64 y 68, en historias como “Deliver Me From D-Day”, "The Day after Doomsday” (donde trabajaría por primera vez bajo guiones de Roger McKenzie, autor de los primeros guiones de su exitosa etapa en Daredevil), o “The Greatest Story Never Told”, también por esas fechas colaboraría en el número 219 de otra antología llamada en esta caso The Unknow Soldier donde realizaría una historia de 5 páginas de nombre “The Edge of History”, se trata de trabajos muy primerizos que sin embargo le sirven como carta de presentación de cara a conseguir su gran objetivo, trabajar para Marvel, lo que consigue ya en este primer año como profesional 1978.

Durante su estancia en la Casa de la Ideas aún tendría tiempo para colaborar en Super Star Holyday Special, comic publicado en 1980 en el que además de la portada Miller dibujaría por primera vez una historia de Batman con guiones de Denny O´Neil, (en la que sería su primera colaboración), en una historia navideña con Santa Claus de por medio, tras esto ya habiendo abandonado Marvel en 1982 por entre otros motivos discrepancias con el editor jefe Jim Shooter, Miller convertido ya en una estrella, “ficha” por DC donde realizaría obras del calado de Ronin, DK, o Batman Año Uno, que contribuyen a incrementar ese estatus de estrella, sin embargo no serían estos sus únicos trabajos en la editorial durante esos años.

Entre 1983 (año de la publicación de Ronin) y 1987 (año de la publicación de Batman Año Uno), Miller realizaría diversos trabajos para la editorial sobre todo en lo que a portadas se refiere, así Miller dibujaría las portadas de la miniserie Superman: The Secrets Years, la magnifica portada (que ilustras este post) del World´s Finnest 285, la portada del Wonder Woman 289, la portada del annual 1 de Batman y los Outsiders, o la portada del número 51 de Adventures of Superboy, también de esta época data su colaboración en Superman 400, donde además de la contraportada se ocuparía de cuatro páginas interiores, sería a finales de 1986 cuando en las páginas de Mazing Man Miller llevaría a cabo una parodia de su DK, actuación que repetiría años más tarde en las páginas de la humorística World Funnest, donde parodiaría la lucha entre Batman y Superman con la lucha en este caso entre Mr. Mxyzptlk y Batmito.

Ya en los años 90, su colaboraciones tanto para Marvel como para DC se verían bastante reducidas, sobre todo en el caso de DC, y es que Miller enfrascado en sus Sin City su 300 y en diversos trabajos con autores como Walter Simonson, Geoff Darrow, Simon Bisley o Dave Gibbons, a penas si realizaría para DC el esperado y decepcionante (en cuanto a calidad, que no en cuanto a diversión) Spawn/Batman, así como diversas portadas, pin ups o historias cortas, así entre los pin ups encontraríamos su trabajo para The Batman Gallery (1992) o The Superman Gallery (1993), también realizaría una portada para la antología Batman Black and White o la de Green Lantern Superman: Legend of the Green Flame, y colaboraría en el Fanboy de Sergio Aragones.

Desde el 2000 en adelante su colaboración con DC se ha intensificado y así además de la polémica DK2 (comic tan polémico como exitoso, de hecho se llego a rumorear que habida cuenta del éxito de este comic, DC iba a sacar toda una línea de comics ambientada en el universo DK, evento que finalmente no se produjo, pese a lo interesante que hubiese sido verlo), Miller ha colaborado con Jim Lee en la no menos polémica (a la par que interminable) All Star Batman y Robín, mientras que prepara Batman: Holly terror, un comic de anunciada vocación propagandística (al estilo de los que se hacían durante la II Guerra Mundial) en la que Batman se enfrentara a Al-Queda, a parte de esto mencionar si acaso su colaboración en el Orion de Simonson, donde se encargaría de ilustrar una historia corta, acerca de la madre de Orion, o su participación en los diversos comics especiales que como ayuda a los familiares de las victimas del 11-S tanto Marvel como DC pusieron en circulación.

Visto en perspectiva el trabajo de Miller para DC resulta inferior en cuanto a cantidad (que no en calidad) con respecto a su trabajo en Marvel, pero aún así resulta interesante realizar un breve repaso del mismo; por otro lado Miller parece hoy en día muy ocupado con el cine (es el director de The Spirit y ya prepara Sin City 2) y en el mundo del comic, más allá de All star Batman y Robin y Batman: Holly Terror, no tiene demasiados planes (o al menos no los ha anunciado), cabría sin embargo señalar que Miller siempre ha dicho que algún día quiere ver en la estantería donde guarda sus trabajos, un comic con una gran S en el lomo, así que quien sabe tal vez veamos algún día un comic de Superman realizado por Miller (si es que DK 2 no lo es ya), mientras tanto y no, ahí esta su extensa “comicgrafía” para disfrutar del talento de uno de los mejores artistas que el mundo del comic ha dado.

martes, 29 de enero de 2008

Fábulas, viejos cuentos, nuevas historias.

Siguiendo con el repaso a los comics incluidos en mi top ten del 2007, le toca el turno ahora a Fábulas el comic concebido por Bill Willingham para el sello Vértigo.

Estamos tal vez ante la serie más carismática del Vértigo actual, y es que concluido (en los USA) Y, the last Man, y faltando poco ya para el fin de 100 Balas, Fábulas aparece como el comic más representativo de un sello que siempre se ha caracterizado por la presencia de un comic “estrella” que ha sido algo así como la imagen del sello, en este sentido, Fábulas entronca con series como Sandman o Predicador estando eso sí alejada de estas en lo que a calidad o carisma se refiere, y es que Bill Willingham, poco más que un modesto artesano, apenas si roza en Fábulas la calidad, y la magia que Gaiman transmitía en su obra maestra o el carisma (pese a sus múltiples defectos) que Ennis supo dar a la andanzas de Jesse Custer y compañía.

Dejando aparte las siempre interesantes (y tal vez inevitables) comparaciones lo cierto es que Willingham ha sabido construir en Fábulas un relato entre tramposo (bajo el punto de vista de que no crea nuevos personajes si no que usa aquellos que ya se encuentras plenamente integrados en el acerbo popular) y atrayente (al colocar a esos mismos personajes en situaciones nunca vistas antes) que ha contado con la ventaja (a diferencia de otros grandes comics de Vértigo como la ya mencionada Sandman, o por ejemplo Doom Patrol) de tener a sus disposición excelentes dibujantes como Ian Medina, o sobre todo un sobresaliente Mark Buckingham.

Fábulas, parte de situar a los protagonistas de los cuentos clásicos (Blancanieves, Cenicienta, el Príncipe Azul o el Lobo Feroz) en nuestro mundo actual, teniendo que ocultarse de los “mundanos” (es decir los humanos normales) tras una sofisticada mascarada, el motivo de todo ello parte de la conquista de su mundo de fábulas y mitos por el cruel y misterioso Adversario, el cual con su implacable ejercito de soldados de madera, orcos, trasgos y dragones y como si de un Sauron cualquiera se tratase ha ido conquistando casi todo el mundo mítico obligando a muchas Fábulas a exiliarse en espera de poder rearmarse y lanzar su contraataque.

Tan atrayente premisa, se ve aderezada por una excelente caracterización de los personajes, que han llevado a transformar al Lobo Feroz (aquí encontramos otro de los hallazgos de Willingham, y es que tanto el Lobo Feroz como el Príncipe Azul, es el mismo personaje en todos los cuentos, así el Lobo es el mismo en los Tres Cerditos que en Caperucita Roja, o el Príncipe es el mismo en Blancanieves que en Cenicienta) en el típico tipo duro de buen corazón a la paz que sagaz detective en su faceta de sheriff de Villafábula(la comunidad montada por las Fábulas exiliadas), Blancanieves se nos presenta como el autentico poder en la sombra de la comunidad, excelente e inteligente gestora, será durante los primeros arcos protagonista casi absoluta de la trama, el Príncipe Azul, aparece como un arribista gigoló que no ha trabajado en la vida y que se dedica a vivir de la mujeres, o Jack (el de las judías mágicas, que ha contado y cuenta con sus propio spin-off) como un pícaro, vago que en más de una ocasión ha puesto en peligro la mascarada ante los “mundanos”.

Con todos estos ingredientes Willingham, ofrece un relato donde la política (tamizada por su visión bastante conservadora de las cosas), la épica (en la excelente y sobre cogedora, “El último Castillo” recogida en “La Marcha de los soldados de madera” , sin duda el mejor comic hasta ahora de la serie), o el amor, tiene cabida, un comic por tanto con muchas lecturas, y que realmente le permiten situarse entre los grandes de Vértigo, tal vez un escalón (o dos) por debajo de sus grandes clásicos (Swamp Thing, Animal Man, Doom Patrol o Sandman), pero en todo caso un comic que merece mucho la pena y que va más allá del mero entretenimiento.

Para acabar ya esta breve reflexión, señalar si acaso lo bien que esta dibujada esta colección algo que no siempre se ve en este sello siempre más preocupado por la historias en si que por como estas son presentadas, y es que pese a haber contado con varios dibujantes será Mark Buckingham quien en este aspecto lleve la voz cantante, con un dibujo claro, limpio y expresivo (situado a años luz de su mediocre trabajo en el Spiderman de Jenkins de hace unos años) que mejoran unos guiones ya de por si muy interesantes, en definitiva un comic más que recomendable, y que por suerte recientemente Pda ha publicado desde el inicio recuperando en solo tomo los dos TPB USA que Norma saco en sus tiempo, pudiendo así tener la serie completa en un mismo formato.

viernes, 25 de enero de 2008

Historia de un hombre sin miedo. Parte LXI: Elektra, orígenes y evolución.

Concebida inicialmente como mero contraste y foco de problemas emocionales para Daredevil, Elektra llegó incluso a igualar la popularidad del hombre sin miedo, veamos por que.

Cuando Frank Miller se convirtió en el autor completo de Daredevil a la altura de 1981, decidió explorar en el casi desconocido pasado del personaje para traer desde allí el que fuera su primer amor, el objetivo, en palabras del propio Miller era encontrar una antagonista femenina a la altura del propio Daredevil, para ello pretendía crear un conflicto emocional brutal, por un lado Elektra era la primera mujer a la que Matt había amado de verdad, los avatares del destino les habían separado y ahora cuando años después volvían a encontrarse Elektra era todo aquello que Matt debía odiar, era una mercenaria, asesina sin escrúpulos dispuesta a vender sus servicios al mejor postor sin ningún tipo de cortapisa moral (algo que Miller se encargaría de matizar con el tiempo); Matt debería odiar a Elektra, pero no podía, cuanto más se esforzaba por no amarla, más se encerraba en una insoportable dicotomía de amor-odio que amenazaba su propia estabilidad mental, por su parte Elektra hace tiempo que había dejado atrás a Matt y la luz de esperanza y felicidad que él había significado en su vida, su regreso supuso un vuelco brutal e inesperado en su bien planificada vida, debería olvidarle es más debería matarle, pero no podía, la llama ardía con más fuerza que nunca; esta particular relación de amor-odio configuraría de inicio a fin toda la primera etapa de Miller al frente del cuernecitos.

Aparecida por primera vez en Daredevil volumen I 168 (Enero de 1981), en el primer número de Miller como autor completo de la serie, Elektra aparecía como una estudiante más o menos normal (situación esta que sería ampliamente modificada por el propio Miller en la miniserie El hombre sin miedo), hija de un diplomático griego por el que profesaba un gran amor (vamos que el nombre no fue escogido al azar), a la que Matt conseguía enamorar con audacia e inteligencia, tras vivir una intenso y apasionado romance, el secuestro y posterior muerte de su padre (con una poco afortunada intervención de Matt y ella misma) alejo a Elektra de Matt a quien se veía incapaz de seguir amando si antes no se encontraba a si misma, el posterior reencuentro entre ambos años después y ya como héroe enmascarado uno y peligrosa mercenaria la otra (encuentro calcado, como el propio Miller reconoce, al de Sand Saref y Spirit en el mítico comic de Eisner), provocaría que por primera vez en su vida Elektra llorase, destapándose de paso la caja de los truenos.

Una aparición tan contundente y espectacular como esta, no podía si no generar ansias en los lectores por conocer más sobre este personaje, y así aunque Miller se hizo de rogar (tras una breve aparición en el 169, el personaje no volvería a parecer hasta el DD 174) poco a poco fuimos describiendo más sobre el personaje, así vimos como, pese a su enorme valía como luchadora, la Casta de Stick (el mismo que había entrenado a DD) no la encontró valida para su milenaria lucha contra la Mano habida cuenta del profundo odio que anidaba en su interior, descubrimos como Elektra intentando demostrar el error de Stick se infiltra en la Mano para acabar con ella desde dentro, solo para acabar al borde de la corrupción definitiva, estatus del que escapa de milagro y solo para convertirse en una brutal mercenaria.

Como ya dijimos el regreso de Elektra se hizo esperar, pero fue tan contundente como se cabría imaginar, la Mano había puesto precio a la cabeza de Matt y aunque tras descubrirlo Elektra se dice a si misma que no le importa lo primero que hace es coger un vuelo a New York, una vez ahí el conflicto esta servido, la tensión entre Matt y Elektra alcanza limites insoportables, y será Heather Gleen (pareja sentimental de Matt por entonces) la que pague los platos rotos por parte de un Matt cada vez más desequilibrado; una vida llena de violencia solo puede acabar de forma violenta y así será cuando Elektra es brutalmente asesinada(¿violada?) por Bullseye deseoso de recuperar el puesto de asesino principal de Kingpin, estatus perdido a mano de la misma Elektra, es interesante analizar el contexto en el que muere Elektra, asesinadas tras perdonar la vida a Foggy Nelson (Miller muestra así que el personaje no ha caído del todo) este síntoma de debilidad preludia su caída a manos de un ser definitivamente amoral y némesis física de su gran amor, Elektra todavía tendría tiempo de arrastrarse para morir en los brazos de su amado, en una de las escenas más tristes y desgarradoras de la historia del género, podía haber acabado aquí, tal vez debería haber acabado aquí, pero Miller tenía otros planes, planes que propiciarían la apertura de la caja de Pandora que tantos dolores provocarían en el autor americano en un futuro.

Tal vez queriendo abrir una puerta a la esperanza en una etapa tan sombría, Miller decidió dar una segunda oportunidad a Elektra, y así la Mano en su afán por encontrara al asesino perfecto (y tras haber perdido a su anterior estilete, Kirigi, a manos de la propia Elektra), trata de volver a la vida a la asesina para tenerla bajo su control, solo la intervención de DD, la Viuda Negra y lo que queda de la Casta evita tal situación, aunque Matt tras ver que es posible salvar a Elektra trata de dar todo lo que tiene para salvarla; sin embargo falla, pero Piedra el último superviviente de la Casta, se da cuenta de que el amor de Matt ha purgado el odio y la maldad en Elektra, tal vez merezca una segunda oportunidad, la siguiente escena que veremos será la de Elektra vestida de blanco en lugar de su habitual rojo sangre, escalado ahora si con éxito la montaña de la Casta, esa misma montaña que años antes se había tornado infranqueable, Elektra estaba pura, era libre, en el que tal vez fuera el único resquicio a la esperanza en una etapa tan genial como sombría, Miller había purgado a SU personaje y le había dado la oportunidad de redimirse por el amor.

Años después Miller aduciría que todo esto había sido puramente simbólico, que Elektra estaba muerta y bien muerta, sin embargo tal vez consciente que su deliberada ambigüedad podía traer problemas de cara al futuro, decidió escribir Elektra Lives Again, obra conocida popularmente como Elektra Dies Again, en la que Miller trataba dejar definitivamente muerta a Elektra (y a Bullseye de paso), pero claro como esto es un negocio, y aunque esta muy bien dejar que el autor superventas se divierta, no lo esta tanto dejar que se cargue a dos personajes con tanto potencial, Marvel saco Elektra Lives Again de continuidad, dejando abierta una puerta, que sin embargo prometía a Miller no usar jamás, y es que Elektra era SU personaje y nadie más debía escribirlo, pero ¡hay!, las palabras se las lleva el viento, y cuando DD llevaba demasiado tiempo sin ser el centro de atención y sin vender en exceso, Marvel decidió dar un vuelco (tanto en forma como en contenido) al estatus del personaje y para ello nada mejor que recurrir al regreso de Elektra usando las puertas que el propio Miller (que monto en cólera) había dejado abiertas.

La saga donde tal evento tendría lugar se llamaría Caída del Paraíso (DD 319-325) y bajo guiones de D.G. Chichester y lápices de Scott McDaniel, Elektra volvería definitivamente, eso si divida en dos, primero la Elektra pura que Matt había salvado, y luego por las acciones de la Mano su parte “malvada” que Elektra asumiría como propia para de esta forma derrotar a la Mano y estar completa.

Desde entonces Elektra a contado con diversas miniseries, dos serie regulares y múltiples apariciones por todo el Universo Marvel (en especial en DD y el Lobezno), pese a esto nadie ha sabido captar la esencia de un personaje tan intrínsecamente milleriano y lo cierto es que sus apariciones has oscilado entre lo mediocre (convertir a Elektra en un personaje convencional debería ser delito) y lo directamente penoso, solo Greg Rucka, consciente de la imposibilidad de seguir el camino impuesto por Miller trato en su momento de evolucionar al personaje, sus esfuerzos y aportaciones sin embargo caerían en saco roto tan pronto dejo de escribir al personaje, y es que en su “segunda vida” Elektra o bien ha sido una “superheroina” casi convencional (durante la serie noventera) aunque dura como el turrón de jijona (como cabria esperar de la época), o bien una asesina mercenaria sin escrúpulos, su actual estatus en el Universo Marvel (surgido tras los acontecimiento narrados por Millar y Romita Jr en Lobezno) la sitúan al frente de la Mano con un ambiguo liderato que le ha llevado a ayudar a DD o a Foggy y también por contra a enfrentarse a los Vengadores, queda por ver como evoluciona el personaje a partir de aquí, pero auque sería injusto decir que no ha habido buenos comics de Elektra más allá de Miller, no lo es tanto señalar que su Elektra y la que ha venido después son personajes bien distintos.

jueves, 24 de enero de 2008

En una sola frase: Daredevil y Batman por Frank Miller.

Daredevil sale cada noche para detener el crimen, Batman lo hace para detener a los criminales”

En Primera Persona: Frank Miller de David Hernando. Dolmen Editorial 2005, página 24.


PD: Hoy tengo poco tiempo, pero la frase merece la pena.

miércoles, 23 de enero de 2008

Ex Machina de Brian K Vaughan y Tony Harris, política y ¿superhéroes?

Con cinco tomos publicados en España (25 números USA) Ex Machina se ha convertido en una de las más solidas apuestas del comic americano de los últimos tiempos, y es que pese a sus defectos, casi todo lo que escribe Vaughan acaba siendo sinónimo de calidad.

Iniciada allá por el 2004 Ex Machina partía de la original premisa de un exsuperhéroe metido a alcalde de una gran ciudad como New York, habría matizar en este caso que Ex Machina no se ambienta en el típico mundo superheroico con muchos superhéroes, supervillanos y tal, el mundo de Ex Machina es casi exactamente igual al nuestro, con el matiz de que algo cambio a Mitchell Hundred (protagonista de la serie) y le doto de la capacidad de ordenar a la maquinas, (el origen de sus poderes, y la aparición de otras personas con poderes similares será uno de los motores y misterios de la serie), a partir de ese momento un breve escarceo como héroe enmascarado (bajo el sobrenombre de La Gran Maquina), decide que la mejor forma de ayudar a su ciudad será presentándose a la alcaldía, puesto que conseguirá contra todo pronostico tras su (impactante y sorprendente) actuación en el 11-S.

Tras un primer tomo excepcional (Estado de emergencia) que dejo las expectativas muy altas, Ex Machina ha ido bajando el nivel, convirtiéndose en un trabajo típico de Vaughan, esto es un comic de calidad, bien escrito, bien dialogado y con personajes y situaciones creíbles, pero un tanto soso y pesado en ocasiones, y es que al igual que sucedía en Los Leones de Bagdad, Vaughan plantea muchas y muy interesantes cuestiones, pero rara vez profundiza en ellas más allá del planteamiento esto que por un lado es tremendamente positivo ya que Vaughan nunca trata de decir al lector cual es la verdad (en este caso su verdad) si no que se limita a exponer una situación dejando que sea el lector quien “se moje”, por otro lado en ocasiones llega a hartar y parece asomar una actitud un tanto timorata impropia del tipo de comic que se supone que Vaughan quiere escribir, pareciera que el autor quiere quedar bien con todo el mundo, haciendo así que la mordaz critica política que uno puede esperar de un comic así quede en nada la mayoría de las veces.

Aún y con esas Ex Machina es un comic notable, en el que las dificultades de gobernar una ciudad como New York (todo un mundo en si misma) son perfectamente reflejadas, manifestaciones anitibélicas, la guerra de Irak, el lamentable estado de la educación publica en los EEUU, la necesidad de la corrección política, los matrimonios homosexuales, todo y mucho más son temas tratados en Ex Machina, aunque como no solo de política vive el comic, y así a lo largo de los diferentes tomos de la colección hemos disfrutado de tramas detectivescas, de intentos de asesinato, de conspiraciones de toda índole y condición y a través de diversos flashback hemos visto los tiempos de Mitchell como La Gran Máquina, todo esto se ve además, mejorado por un rico panorama de personajes secundarios que van desde sus fieles colaboradores en la alcaldía, pasando por su encargado de seguridad (con el desde los tiempos de La Gran Maquina), una jefa de policía recelosa de un exjusticiero, o su exayudante incapaz de aceptar que Mitchell abandonase su carrera superheroica por la política, todo este elenco de secundarios son los que realmente hacen que Ex Machina sea un comic notable, ya que Vaughan se muestra como un hábil caracterizador y dialoguista consiguiendo que con tan solo unas frases ya conozcamos gran parte de la personalidad del elenco de la serie.

En lo que al dibujo se refiere, Tony Harris conocido sobre todo por su labor en el Starman de Robinson se muestra como un gran narrador, que transmite mucha expresividad en los rostros (abusando tal vez de los primeros planos) consiguiendo que cada personaje tenga su propia identidad más allá del peinado, y haciendo que Ex Machina se torne en una obra claramente reconocible con un mero vistazo, destacaran en este aspecto magnificas portadas.

La serie planteada para durar en torno a los 50 números (Vaughan ha señalado que narrara una legislatura) ha alcanzado en España su ecuador y aunque lejos de las expectativas levantadas por el excepcional primer tomo, mantiene un nivel medio bastante alto, viéndose además mejorada por los finales de Vaughan, autor de algunos de los mejores “continuaras” que se pueden leer hoy en día, (tanto aquí como en Runaways o en Y, the last man), se trata por tanto de un comic que merece la pena seguir y que ha contado con una edición de calidad por parte de Norma (las portadas suelen ir delante de cada comic y no todas al final, además los tomos suelen traer extras del palo de bocetos o comentarios de los autores, y tiene buen papel, eso si no van cosidos aunque no transmiten la endeblez de los tomos de Panini), y tampoco excesivamente cara habida cuenta de los tiempos que corren (12 euros por cinco números o como diría Lord un 6x5, pagas 6 y te llevas cinco, eso si con excepciones que un par de tomos ha traído 6 números sin variar el precio).

martes, 22 de enero de 2008

Big Guy and Rusty the Boy Robot, Frank Miller y Geof Darrow juntos de nuevo.

Siguiendo con el repaso de las distinas obras de Frank Miller le toca ahora el turno a la segunda colaboración entre dos genios del noveno arte: Frank Miller y Geof Darrow.

Publicada en 1996 bajo el extinto sello Legends de Dark Horse, Big Guy and Rusty the Boy Robot, se trata de una miniserie de dos números que llegaría a contar con una serie de animáción entre 1999 y 2001, el comic desgraciadamente inédito en España supuso la segunda colaboración entre Miller y Darrow tras la excepcional Hard Boiled.

La trama se inicia en Japón y gira en torno a un experimento genético que sale terriblemente mal provocando el resurgimiento de un horror de tiempos remotos, una especie de dinosaurio gigante, inteligente y con ansias homicidas surge en mitad de Tokio, aplastando y destruyendo a los más afortunados devorando a los demás para regurgitarlos como versiones más pequeñas de si mismo, todo ello con el fin de destruir la civilización humana y crear una nueva de reptiles, todo el poderío militar japonés es incapaz de frenar al monstruo y las esperanzas de supervivencia recaen entonces en el pequeño Rusty, un robot creado a imagen y semejanza de un niño que se muestra emocionado ante su primera misión, misión que termina en fracaso cuando el imponente monstruo apenas si nota la presencia de Rusty, es entonces y solo entonces cuando tragándose su orgullo Japón pide ayuda a los EEUU, que manda a Big Guy , un robot enorme que armado hasta las cejas (llega a usar un metro –vagones incluidos- como brazo tras perder uno de los suyos a manos del monstruo), consigue finalmente acabar con el remiendo de Godzilla, tras esto el agradecido gobierno japonés regala a Big Guy (pese a sus protestas) a Rusty, el cual pese a los recelos y pocas ganas del grandullón sueña con convertirse en su sidekick, la historia simple y sencilla enlaza con la vieja tradición japonesa de monstruos gigantes y robot enormes y armados hasta los dientes y supone para Miller un mero entretenimiento, cargado de ironía y mala leche.

Big Guy and Rusty the Boy Robot, se torna de esta forma en una obra claramente menor dentro de la trayectoria de Miller, y es que si ya en Hard Boiled, Miller se ponía a entera disposición del detallista trabajo de Darrow, pero al menos contaba una historia con muchas de sus constantes, en Big Guy, Miller diseña un guión para que Darrow haga lo que le venga en gana y se lo pase bien, y el dibujante parece agradecerlo ya que Big Guy es una vez más un autentico espectáculo visual que ya solo por el trabajo de Darrow merece la pena, su detallista (hasta casi lo enfermizo) trabajo, alcanza en Big Guy cotas comparables a la de Hard Boiled, de nuevo la violencia explicita, el cuerpo humano destrozado y desgarrado como si de un muñeco se tratase, los edificios destrozados en un paisaje urbano perfectamente recreado, etc, se convierten en señas de un identidad de un trabajo en el que sin embargo resulta curioso observar la simpleza y efectividad del diseño de los dos principales personajes, Rusty (con un diseño buscadamente parecido al de Astro Boy) y Big Guy (grande, enorme y ruidoso), diseños que contrastan claramente con lo recargado del dibujo del autor.

Señalar si acaso, ya como reflexión final que de nuevo y al igual que sucedía como Robocop vs Terminator, que resulta extraño observar como una obra con Frank Miller a los guiones y Geof Darrow a los lápices continué inédita a estas alturas en nuestro país, siendo en este caso especialmente sangrante en lo que al dibujante respecta habida cuenta de su inmensa calidad y de lo poco que se prodiga, en fin esperemos que con Miller más de moda que nunca gracias al cine, todas estas obras (a las que cabría unir las que todavía están pendientes de Martha Washington) terminen por ver la luz en nuestro país.

jueves, 17 de enero de 2008

24, de porque Jack Bauer es el puto amo.

¿Una serie protagonizada por un miembro de una unidad antiterrorista usaca?, ¿una serie en la que la tortura es usada como herramienta clave para obtener información?, ¿una serie ligeramente fachilla donde los “buenos americanos”, son asediados por “malvados excomunistas., recalcitrantes mexicanos y como no, pérfidos árabes?, no, realmente 24 no era para mi, y sin embargo acabo de terminar hace bien poquito de ver de un tirón las 6 temporadas que de momento tiene la serie, ¿por qué será?.
La respuesta es bien sencilla, Jack Bauer, Jack Bauer es tan grande que donde otras seréis como House tienen episodios formula, Jack tiene temporadas formula, y es que como bien dice la inciclopedia, las 6 temporadas de Jack en su esencia se pueden resumir en: Unos terroristas de [escriba aquí el nombre de un lugar] intentan [escriba aquí una situación amenazante], lo que provocará [escriba aquí un horroroso efecto] si Jack Bauer no [escriba aquí la misión de Jack], y es que uno de los grandes defectos de 24 (no me mates Jack, por favor, eh, eh... ¡Nacho!, si, él me obligo, si fue él, ¡es un malvado excomunista!), es que pese a las vueltas y más vueltas que da la trama (y créanme da muchas vueltas), todas la temporadas son básicamente iguales, pero hete aquí de nuevo la grandeza de Jack, y es que aún así (y como diría Camilo Sexto) 24 mola mazo.

Empezando por el principio (tras un introducción y un párrafo, ole mis cojones) 24 narra “un día en la vida” de Jack Bauer, miembro de la UAT (Unidad Antiterrorista para castizos) de Los Ángeles, el cual como si de un imán se tratase no hace más que traer desgracias a todos los que están a su alrededor (yo tengo la teoría de que Bauer es una plaga bíblica enviada por Dios para castigar nuestros pecados, que bien pueden ser defender a Panini o decir que ROB! dibuja bien), y es que casi todos sus amigos (da igual que sean presidentes de los USA que simples informaticos) terminan muriendo mucho incluso de formas realmente espantosas, claro que luego Jack se venga, y joder como se venga, y es que lo cierto es que aunque Jack se ha hecho famoso por sus técnicas de interrogación (“habla o te pego un tiro también en la OTRA rodilla”), casi siempre que va a la caza de un malo TODOS terminan muertos (a veces incluso los buenos) lo que complica mucho la investigación, bueno a lo que iba, pues eso que
24 es una serie que transcurre más o menos en tiempo real (los episodios duran unos 40 minutos no una hora), donde a lo largo de 24 episodios se nos narra como Jack y su gente intentan evitar tal o cual amenaza terrorista, hasta ahora se han enfrentado a unos malvados excomunistas serbios en la primera temporada, unos crueles islamistas en la segunda temporada, unos malvados mexicanos/inmigrantes en la tercera temporada, de nuevo repiten los malvados islamistas en la cuarta temporada, la quinta trae la aparición de unos demoníacos “excomunistas” rusos, mientras que la sexta supone la alianza de las alianzas, pérfidos islamistas aliados con malvados excomunistas, todo ello aderezado con la intervención de la amenaza amarilla (esto es los chinos), creo que se puede hablar de una clara tendencia ¿no?, claro que muchas veces detrás de todo esto (ya digo que la trama da muchas vueltas), casi siempre hay alguien del gobierno (o el mismo gobierno en si) implicado, por aquello del enemigo interior y de que siempre hay alguien más facha que tu.

Sea como sea 24 es una serie la mar de entretenida con algunos de los mejores “continuaras” que se pueden ver hoy en día (solo superados por los de la primera temporada de Prison Break), en la que la fuerza de Kiefer Sutherland es la que justifica la existencia misma de la serie, cuando aparece en pantalla, literalmente se come a los demás actores, tal es así que cuando esta mucho sin salir (cosa que en la sexta pasa bastantes veces) la serie se transforma en una mierda aburrida y totalmente carente de interés y es que la gracia del asunto esta en ver a Jack hacer burrada tras burrada con el fin de conseguir sus objetivos.

Los críticos a la serie hablan de que es bastante fachilla (algo de eso hay, resulta especialmente paradigmático como en la quinta temperado, el hijo hippy y homosexual de un ultraconservador Secretario de Estado, al cual desprecia, es responsable indirecto de todas las movidas terroristas que pasan en la temporada, el mensaje es claro, ¡los izquierdistas fumaporros sois todos unos terroristas encubiertos!) y que supone una permanente justificación de la tortura (de nuevo en la quinta -creo- ,un presunto terrorista es detenido pero al no haber pruebas contra él, un “malvado” abogado de una de esas “malvadas” asociaciones de derechos civiles consigue que lo suelten antes de que Jack lo “interrogue”, pero, claro esta, eso no detiene a Jack quien tras una “amable conversación” con el presunto terrorista ya liberado, consigue que este cante, que el terrorista, tras la “conversación” no pudiese usar varios dedos de su mano derecha durante meses es meramente circunstancial), y bueno, puede que sea verdad, pero joder es que Jack Bauer es el puto amo, así que nada en espera de que algún día se haga realidad mi sueño friki (un crossover entre Jack Bauer y John McKlein que se titularía algo así como La Jungla de Cristal: Limite 24 horas), recomiendo 24 a todo aquel que quiera pasar un rato entretenido y sin más pretensiones que desconectar el cerebro y reírse de las barrabasadas de un tipo que ha demostrado ser más duro (y mucho, mucho, mucho, mucho mejor actor) que Chuck Norris.

miércoles, 16 de enero de 2008

Daredevil: Historia de un hombre sin miedo: perspectivas de futuro.

Pasada la vorágine de visitas procedentes de la Cárcel de Papel (gracias por el enlace Álvaro, más 500 visitas en un día, espero que alguno se quede), toca hoy un post ombliguista que todo blog comiqueril que se precie de serlo deja caer de vez en cuando, en este caso el post esta centrado en la sección que da vida y forma al blog: la Historia de un hombre sin miedo.

Cuando me propuse hacer este blog la idea básica era contar la historia de DD desde sus orígenes hasta el fin de la etapa Bendis, hablando por el camino de todos los anuals, miniseries, cameos, y apariciones en otro medios, el objetivo con el post número 60 de la colección esta cumplido, a lo largo de esas 60 entregas he escrito lo mejor que he podido la trayectoria del personaje desde su creación por parte de Stan Lee y Bill Everett hasta el fin de la etapa Bendis/Maleev, por el camino he escrito post sobre sus annuals, todas sus series limitadas, sus apariciones en el multiverso marvel, su película e incluso su merchandising, me ha costado más de un año y medio pero al final ya esta, he acabado, la pregunta sería ¿y ahora que?,.

Bueno en un principio la idea era parar aquí y ya esta, sin embargo pensándolo bien ninguna “biografía” de DD que se precie de serlo puede estar verdaderamente completa sin hablar de sus spin-off esto es (fundamentalmente) de Elektra (como ninguna biografia de Buffy estaría completa si hablar de Angel), y claro si voy a escribir sobre Elektra tampoco estaría mal escribir sobre otros personajes claves de la franquicia, que también han contado con diversos proyectos en forma sobre todo de series limitadas, Viuda Negra, Kingpin, María Tifoidea o Bullseye han tenido comics dedicados a ellos a lo largo de los años que sin duda pueden tener cabida en esta misma sección, y claro ya puestos, sería interesante hablar de todos los personajes que han crecido en torno a la franquicia, Foggy, Karen, Ben Urich etc, también se merecen un post propio, si a esto le añadimos que echando un ojo a los libros de Dolmen y Alberto Santos Editor, (autenticas referencias a la hora de elaborar esta sección) casi todos cuentan con una breve guía de autores y una breve guía de personajes, resulta que todavía tengo muchos post por escribir si quiero hacer una obra verdaderamente completa, además si a esto se le suma que cuando termine de escribir todos estos post ya habrán sido publicadas en España entre tres y cuatro sagas completas de Bru y la miniserie sobre el padre de Matt (posts que podría usar a modo de epilogo, aunque lo ideal serie que cuando acabase todo este ya hubiese salido la anunciada mini de DD: El Fin que seria un último post genial), el resultado final de todo esto es que todavía hay Historia de un hombre sin miedo para rato, lo que viene a ser sinónimo de que todavía hay blog para rato, ¿qué pasara cuando acabe con todo esto?, pues no lo se la verdad, pero para eso todavía queda mucho así que mientras tanto la historia de DD y de su particular mundo (la semana que viene el primero de los 11 o 12 post dedicados a Elektra) seguirá encontrado su hueco en este espacio, espero que lo disfrutéis tanto leyéndolo como yo escribiéndolo,

martes, 15 de enero de 2008

DC momento actual, joer, pues tampoco esta tal mal la cosa, ¿no?.

Llevo un tiempo leyendo por diversos sitios que el momento actual de DC es lamentable, que tras las Crisis Infinitas esto es un sinvivir etc, ahora que ya ha pasado bastante tiempo desde OYL es hora de echar un vistazo al asunto, antes que nada si conviene aclarar que todas las series que sigo de DC las sigo por que me gustan o al menos me entretienen, al contrario de lo que sucede con Marvel con ninguno de estos personajes (salvo quizá Batman) tengo ningún tipo de conexión “emocional/completista” así que si una serie de DC no me gusta la dejo y santas pascuas, aclarado este punto voy a hacer un breve repaso sobre las distintas series de la DC actual sigo y mi opinión de las mismas:

Batman: Me han gustado mucho los números de Morrison y Kubert, Morrison realiza un trabajo con el piloto automático puesto, sin implicarse mucho, pero consigue entretenerme, y Kubert (Andy), por su lado me parece un buen dibujante, tendrá fallos pero es espectacular cuando ha de serlo y comedido cuando toca, todo el tema del los Man-Bat ninjas y el repelente hijo de Batman, me ha hecho reír y pasar un buen rato, y eso lo agradezco, por su parte Dini y Kramer realizan comics entretenidos y valientes (en una época como la actual, hacer comics unitarios y autoconclusivos que signifiquen algo por si mismos tiene algo de locura), historias de corte detectivesco que se leen en más de cinco minutos y que están bien hechas, así que vaya una serie que sin ser nada del otro mundo entretiene y esta bien dibujada, ¿el problema?, parece ser que se trata de una etapa plagada de fill-ins algo que ya hemos podido ver en España con sagas tan poco interesantes como la de Grotesco de Ostrander y Mandrake en fin a ver como sigue la cosa pero de momento no esta mal.

Superman: Al igual con que con Batman nos encontramos con equipos creativos de autentico lujo, Busiek/Pacheco con sus historia sobre el futuro apocalíptico si Superman no deja que la Tierra pete y se reconstruya sola, por un lado y Geoff Johns-Richard Donner/ Adam Kubert por el otro con su hstoria sobre los kryptonianos encerrados en la zona fantasma, el problema estriba en que aquí si parece haber más fill-ins que comics escritos/dibujados por esos autores, aun así de nuevo estamos ante una serie que cumple sin más, entretenida y muy bien dibujada ni Busiek ni Johns hacen aquí su mejor trabajo, pero la verdad es que es una serie que se disfruta bastante en grapa y que deja ganas de seguirla.

Superman/Batman: Con Mark Verheiden a los guiones y Ethan Van Sciever a los lápices, esta serie ha sido la primera de las que sigo en caer, con un primer número lamentable y una trama absurda en torno a todos los extraterrestres que hay en la Tierra y su unión para acabar con sus “opresores” terrestres, Superman/Batman es una serie mala, malilla, que si acaso merece algo la pena es por el dibujo que sin ser nada del otro mundo no esta mal aun así desde luego no vale los dos euros que pago por ella, así que cuando acabe la saga en curso (por aquello de no dejarlo a medias) adiós.

Catwoman: Con Will Pfeifer alos guiones y el español David Lopes a los lápices se ha convertido en una de las mejores series de la DC actual, todo el tema del hijo de Selina, la identidad del padre, el villano “Film Freak” (un sicótico obsesionado con el cine y elevado a la enésima potencia por la intervención de Zatanna, algunas nunca aprenden), el enrome interese de los personajes secundarios etc , hacen que la serie sin llegar a los niveles de la prácticamente insuperable etapa de Brubaker, sea de lo mejorcito que dentro del genero superheroico se puede leer hoy en día, lo peor de todo sin duda la periodicidad, esto de esperar tres meses para cado comic es un coñazo y una mala idea.

Green Lantern: Johns y el excepcional Ivan Reis están construyendo un comic que mejora número a número que cada vez es más interesante y que no hace si que aumentar unas expectativas ya de por si alta en espera de la Siniestro Wars, realmente es impresionante lo mucho que ha mejorado este comic tras OYL, y es que si antes ofrecía lo peor de Johns, (comics bien escritos, pero planos, sin magia, vacíos, sin alma), ahora la situación es casi la contraria y Johns poco a poco esta haciendo una historia de proporciones épicas de la que solo hemos visto hasta ahora leves retazos, si a todo esto le añadimos que Reis es de lo mejorcito del panorama actual tenemos como resultado final una serie que hay que seguir.

Green Arrow:Por el momento y bajo mi punto de vista la mejor serie DC tras OYL, con Judd Winick a los guiones y un gran Scott McDaniel (hay que ver lo que ha mejorado este hombre desde su estancia en DD), el nuevo status quo de Oliver Queen como alcalde de Star City abre un sinfín de posibilidades que de momento están siendo muy bien exploradas por un guionista que parece tener las cosas muy claras y saber perfectamente a donde quiere ir, si tuviera que recomendar una serie de DC ahora mismo sería esta, sin duda, 2007, además los últimos comics aparecidos en los que se narra lo que paso con Ollie en el año perdido tras las Crisis Infinitas, han resultado ser de lo mejorcito de una serie, ya de por si muy buena.

JLA: Con Brad Meltzer a los guiones y Ed Benes a los lápices unos espera mucho más de lo que esta serie ofrece, el problema estriba sobre todo en que la serie es bastante lenta y gira en tono a un personaje (Tornado Rojo) que no me importa lo más mínimo, ni Meltzer ha conseguido que me importe, aún y con estas si obviamos que el guionista puede dar mucho más de si que lo que aquí ofrece, la serie entra dentro de la categoría de Superman o de Batman; un comic entretenido sin alardes, que te deja un buen sabor de boca., y que destaca sobre todo por sus hidalgos en especial de la trinidad deceita.

JSA: De esta nueva etapa “grapera” solo ha salido un número así que poco se puede decir, salvo resaltar que Johns sigue en su línea, con un magnifico tebeo pero que en esta ocasión se ahorra la “sosez” y el excesivo academicismo que presidio gran parte del volumen anterior, el número uno resulta muy bueno, dejando con ganas de más, abriendo múltiples frentes y convirtiéndolo de momento en una de las series que con más ganes espero en el mes, por si esto fuera poco el dibujo de Dale Eaglesham es muy bueno así que poco más se le puede pedir a una grapa, a ver como sigue, pero de momento tiene muy, muy buena pinta.

Jóvenes Titanes: De nuevo con el omnipresente Johns y con un batiburrillo de dibujantes entre los que destaca Tony Daniel, la colección parecía haber perdido gran parte de su calidad tras OYL con una alineación radicalmente distinta a la pre OYL, con unos personajes de interés mucho menor y con un encuentro con la Doom Patrol bastante anodino, sin embargo los últimos números con el tema del traidor (algo muy enraizado en la mitología de los Titanes) y tal han recuperado el pulso y se ha convertido en de la mejores series que leo mes a mes (o en este caso cada dos meses).

52: Queda para el final la serie semanal (en la que pese a algún problemilla parece que Pda esta cumpliendo más o menos bien) que tan de moda esta por la blogosfera y que sin duda tiene bastante interés, con varias tramas abiertas, cada vez parece más claro que la serie no va a contar lo que paso en ese año perdido tras las Crisis Infinitas si no más bien va a contra su propia historia, o más bien sus propias historias, con Adam Strange, Starfire y Animal Man pedidos en el espacio y luchando (con la ayuda de Lobo) contra una genocida universal, con una intergang que desea hacerse con el control de Gotham contando(ante la ausencia de Batman) con oposición de la nueva Batwoman (por cierto ¿dónde encaja aquí la figura de Harvey Dent, al que Bats encargo la protección de sus ciudad según vimos en Batman OYL?), con un Luthor dando poderes a todo el mundo y buscándolo para el en realidad, con una isla llena de científicos locos trabajando en armas ultrasecretas y poderosas para la intergang, o con una nueva familia Black Marvel causando estragos en la escena internacional, en definitiva son muchos (¿demasiados?) los frentes abiertos en una serie que va ganado en interés a medida que avanza, a ver como resuelven todo esto, pero de momento la cosa pinta bien.

Bueno pues estas son la series DC actuales que sigo hoy en día, y la verdad es que el balance no me parece en absoluto negativo de hecho pienso que esta como mínimo a la par que el de Marvel si no un poco por encima, no es que haya series brutales o de calidad sobresaliente (como si las pueda haber en Marvel con el DD o el Capi de Bru), pero lo cierto es que el nivel medio me parece suficiente y cuando menos entretenido que es lo mínimo que se le puede exigir a esta tipo de comics, y al menos al contrario que en Marvel con su Civil War, en DC parecen saber lo que son y no tratan de ir de pretenciosos por la vida con historias que no están ni a la altura de los zapatos de los planteamientos anunciados.

sábado, 12 de enero de 2008

Robocop vs Terminator de Frank Miller y Walter Simonson, del cine al comic.

Un comic con guión de Frank Miller, lápices de Walter Simonson y que enfrenta a Robocop contra Terminator es una apuesta casi segura, sin embargo e incomprensiblemente a estas alturas el comic, todavía esta inédito en España.

Publicado en forma de miniserie de 4 números por Dark Horse a la altura de 1992, el comic cabe enmarcarse tanto en toda la serie de comics que Miller realizó en los 90 con algunos de los principales artistas del medio, como en una especie de resarcimiento por no haber podido dar su visión de Robocop ni en Robocop 2 (1989), ni en Robocop 3 (1992).

Como siempre en este tipo de proyectos Miller sabe con quien trabaja y no duda en elaborar un guión lleno de acción y de fuerza para que un Simonson inspiradísimo de lo mejor de si, páginas llenas de onomatopeyas, espectaculares composiciones, y un Robocop que parece comerse la página, son algunas de las virtudes de un trabajo en el que Simonson demuestra estar muy en forma, por su parte Miller, plantea una historia desde los parámetros clásicos de la franquicia de Terminator (viajes en el tiempo, futuro apocalíptico, cambiar ese futuro desde el pasado etc) consiguiendo unir ambos mundos de manera muy lógica y coherente, de paso que se ríe un poco de las posibilidad de estar continuamente viajando en el tiempo.

En un futuro no muy lejano las maquinas están a punto de ganar la guerra contra el hombre, este al borde de la extinción fija todas sus esperanzas en Florece Langer, una soldado que retrocede al pasado (apareciendo desnuda en medio de Detroit) buscando la muerte de Robocop, el motivo simple a la par que lógico. Skynet, la computadora que declaro la guerra a la humanidad adquirió conciencia propia gracias a su unión con Robocop, el cual perfecta simbiosis entre hombre y maquina se convirtió en una especia de “padre” de los Terminators, a partir de ese momento se desarrolla toda una historia plagada de viajes temporales (varios Terminators viajan al pasado para acabar con Flo), en la que el sombrío futuro de la humanidad parece evitarse solo para que la llegada de nuevos Terminators al pasado terminen por restáuralo. Termina además el comic con un guiño a Simonson (gran fan de los dinosaurios, a los que dibuja siempre que puede, de hecho su particular firma salió de imitar la forma de un dino) cuando un viaje en el tiempo final sale algo mal y un Tiranosaurios termina por aplastar (literalmente) las pocas esperanzas de las maquinas para restaurar su presente.

El comic de nuevo esta lleno de arquetipos millerianos, con una mujer dura y firme que termina por descubrir una nobleza inesperada en aquel al que había venido a matar, y un Robocop que se convierte en el personaje central de la obra, un héroe muy milleriano, que pese a dudar continuamente de su humanidad (¿es su conciencia solo un programa informático? se preguntara más de una vez) estará más que dispuesto a dar su propia vida para salvar aquello que un día fue, y que por mucho que el lo dude sigue siendo, un comic bastante optimista y con algunos toques de humor muy bien logrados, que se lee de un tirón y que tal vez no tenga las complejidades o segundas lecturas de otras obras de Miller (aunque el hecho de que Robocop como “padre” de los Terminators termine por ser el responsable de la muerte de sus “hijos” tiene más de una lectura y más leyendo otras obras de Miller y su reflejo de la relaciones paterno-filiales), pero que aún y con esas se trata de un guión fresco, original y ante todo muy entretenido, potenciado eso sí por la gran espectacularidad visual que Simonson imprime en su páginas.

En definitiva Robocop vs Terminator se trata de un comic excepcionalmente dibujado, y muy bien escrito que ya va siendo hora de que alguien se anime a publicar en España, no se si habrá algún tipo de problemas con los derechos o que, pero estamos ante un gran comic que no debería permanecer inédito para siempre en nuestro país.

viernes, 11 de enero de 2008

Reflexiones varias.

Últimamente me rondan varias cosillas por la cabeza, son reflexiones que no dan para un post, así que aquí las junto todas y a ver que sale.

Civil War:
Escribía el otro día una reseña sobre la última saga marvelita, y la verdad es que la puse a caer de un burro, no es que ahora haya cambiado un ápice mi opinión, pero tras repasar un poco los post que se escribieron sobre el tema, me encontré con un comentario de Fox en UTCON, que además de brillante, creo que refleja a la perfección cual es mi problema: “Cada vez lo tengo más claro. Hay una regla no escrita según la cual si creciste leyendo cosas como el Born Again, el 90% de las publicaciones actuales te van a parecer una puta mierda.”, decía Nacho, y es una verdad como un templo, lo que quiero decir es ¿realmente Civil War es tan mala, o soy yo que espero cosas que los comics de superhéroes de hoy en día no me pueden dar?, es decir ¿de quien es culpa de que la Civil War no me gustase, de Marvel, o mía?, y es que cada vez tengo más claro que poco a poco disfruto menos con los comics Marvel de hoy en día mientras que gozo con la relecturas del DD de Miller, los 4F de Byne o el Thor de Simonson, evidentemente hay cosas que me siguen gustando (DD, Alias, Ultimate Spiderman, el Capitán América o Runaways) pero la mayoría son o meramente pasables( New X-Men, La Patrulla X, todo lo de Ultimate que no sea Spidey, Astonishing) o comics más bien malos que sigo por inercia (X-Men, Nuevos Vengadores o todo lo de Civil War menos el Capi y los primero números de Primera Línea). Reflexionando un poco, me pregunto ¿qué esperaba de la Civil War?, pues esperaba que se explotara el conflicto desde una perspectiva política, que el Capi más allá de la desobediencia civil mostrara sus puntos de vista y sus alternativas para recuperara la confianza del público, que se expusiera de forma más cruda la brutalidad de detener y apresar sin derecho a abogado o a juicio a personas que hasta hace unos días estaban salvando vidas, etc, ¿qué me encontré?, acción, ostias y muy poco (por no decir nada) de reflexión, pero claro ¿realmente podía esperar lo que esperaba de un comic de superhéroes puro y duro?, ¿son mis expectativas demasiado altas?, o ¿es que realmente busco cosas que este tipo de comics no pueden darme?, no se la verdad es que es un tema peliagudo sobre el que no me es fácil llegar a una conclusión.

La blogosfera esta triste ¿qué te pasa blogosfera?:
Últimamente parece que la blogosfera esta algo desanimada, por suerte Ternin ha vuelto, pero aun así no se supongo que se ha llegado a una especie de tope y ahora solo queda que o mantenerse o bajar, y eso siempre desanima un poco, pero sea como sea que iniciativas tan interesantes como los 10 de Tebelogs solo hayan recibido 24 votos......no hablan de una blogosfera muy fuerte y participativa si no más bien al contrario, en fin espero que solo sea un “resfriado” temporal, pero me temo que el problema es más de fondo y que las iniciativas que buscan la interacción son cada vez menos usadas.

Sobre entrevistas y ediciones:
Interesantes, muy interesantes las entrevistas a Viturtia en Nada Comercial y a Hernando en Zona Negativa, empezando por la de este último, pues la verdad es que me ha parecido muy comunicativo, dando explicaciones y anunciando cosas interesantes, creo que lo de las entrevistas semanales quemaba demasiado y la cosa no daba para tanto sin embargo una entrevista de vez en cuando permite acumular temas y hacer que el asunto de mucho más juego, no se personalmente me han convencido (pese a sus contradicciones) la explicación sobre la edición de WW aunque claro yo ya era un coverso, por lo demás destacar que ¡he adivinado el futuro, soy un genio, un crack un....!, mejor lo dejo, me refiero a que después de los planes trimestrales, ¡Pda han pasado directamente a meros avances mensuales!, y es que el nuevo “plan editorial” que ha sacado Pda ¡es un avance con las novedades del salón!, vale, si reconozco que es un poco de demagogia por mi parte, pero joder, la cosa no deja de tener su gracia, ah si antes de que se me olvide, decir que salen cosas muy interesantes, tal vez demasiadas, pero antes o después, Camelot 3000, la Muerte de Superman, y las historias de Alan Moore caerán fijo.

De la de Viturtia.....pues dice muchas cosas, y la verdad es que con pocas estoy de acuerdo, dice que los BoM son solo el 5% de la producción de Panini y que no es para tanto, ya si, pero el problema de, los BoM es que ahora que han matado las BM, ¿qué otra edición hay para los clásicos a parte de esta?, habla de una especie de Sagas Marvel, pero el mismo reconoce que esta en pañales, por otro lado ¿por qué son tan caros los BoM?, si van a más sitios (como dice que van, por lo que es León solo se ve en la librerías especializadas, y aquí hay Corte Ingles y Carrefour), deberían tirar más, y si tiran más deberían ser más baratos, aunque claro parece que no es así, ¿por qué tanto lujo?, es decir ¿por que el papel ha de ser tan bueno?, yo creo que valdría de sobra con el papel que usa Pda en los absolutes (que por cierto también es muy bueno), no se, en definitiva creo que odio los BoM por que Panini, de momento no ofrece alternativas al material clásico más allá de estos, y eso me parece tristísimo, se queja también Viturtia de que la gente no reconoce sus meritos, lo que enlaza con este post de UTCON, según el cual la gente va más a saco con Panini que con Pda, dejando aparte el que estoy totalmente en contra de esa afirmación (y UTCON, es un claro ejemplo de mi afirmación, solo hay que comparar los el post dedicado a Panini con los dedicados a Pda), si es cierto que Panini hace muchas cosas bastante bien, sobre todo en los comics actuales, pero los siento, no puedo olvidar lo que han hecho con el material clásico, sencillamente no puedo, se han cargado de un plumazo las BM y (según Viturtia dijo en una entrevista en la web de Universo Marvel) los coleccionables, y esto (unido a que han abandonado el quiosco y por lo que yo veo aquí, la bunkerización en las librerías especializadas) es algo que no puedo olvidar, y que hacen que Panini sea (para mi) de todas, todas, el malo de la pelicula.

martes, 8 de enero de 2008

Daredevil: Historia de un hombre sin miedo. Parte LX: Daredevil, en otros medios.

Más allá del comic y más allá de la película la presencia de Daredevil en otros medios ha sido más o menos relevante en diversos ámbitos aquí se mencionaranalgunas de sus apariciones más destacadas.

Pese a ser uno de los personajes más reconocibles de la Casa de las Ideas y pese a su antigüedad (más de 40 años ya), Daredevil no se ha prodigado demasiado por otros medios más allá del comic, su condición de personaje minoritario, pese a haber conocido etapas de esplendor desde un punto de vista comercial ha hecho que no haya sido un personaje demasiado explotado más allá del mundo del comic, sin embargo y pese a esto si hay algunas apariciones que merece la pena destacar, sin duda en el siguiente listado no estarán todas las que son, pero desde luego si son todas las que están:

Daredevil y el cine: Años antes de la llegada de la película protagonizada por Ben Affleck, DD y a tendría su oportunidad en otro flim que pretendía servir como punta de lanza para una serie televisiva del personaje, el flim fue El juicio del Increíble Hulk, y el protagonista elegido para hacer de DD/Murdock, fue Rex Smith, conocido sobre todo por la serie el Halcón Callejero, la peli estrenada en 1989 se enmarca dentro de la continuación en forma de teleflims que la mítica serie El increíble Hulk tuvo a fines de los 70, la película narra la detención de Bruce Banner a cuenta de un crimen que no cometió, su abogado no será otro que Matt Murdock, el cual pondrá toda la carne en el asador para demostrar la culpabilidad de Kingpin (interpretado por John Rhys-Davis, el Gimli del Señor de los Anillos). Daredevil no aparece caracterizado con su típico traje rojo si no que tendrá un traje negro y una especie de venda en los ojos, en una vestimenta que anticipa levemente la que Romita Jr. uso en El hombre sin Miedo de Miller, la película, entretenida ella, muestra la cutrez típica de este tipo de productos, y destaca sobre todo por un Rex Smith que da bastante bien en el papel, finalmente el proyecto de la serie de DD no salió adelante y todo quedo aquí, en fin tal vez fuera lo mejor, en todo caso una peli curiosa sin más.

Dentro de este ámbito cabría si acaso mencionar el proyecto nunca llevado a cabo de una miniserie de imagen real centrada en las figuras de Daredevil y la Viuda Negra (coincidiendo más o menos con la época en la que ambos compartieron serie, ya que el asunto data de 1975), el proyecto fue desestimado por su excesivo coste, (o eso dicen los implicados, por que viendo las fotos no me extrañaría que intervinieran otros factores), pero no deja de ser curioso y visto ejemplos como el de Hulk, Batman o Wonder Woman sin duda hubiera sido un proyecto que de salir adelante, habría cambiado de una forma u otra la historia del personaje.

Daredevil y los dibujos animados: Dos han sido las veces en las que DD ha estado a punto de tener una serie de dibujos animados, la primera a principios de los 80 en plena época Miller y con el personaje en boca de todos, la propuesta de adaptación que giraba en torno a la etapa Miller fue rechazada por ser demasiado violenta, la segunda ocasión llegaría poco antes del inicio del proyecto de la peli cuando el proyecto fue incluso aprobado por la Fox, Marvel prefirió centrar entonces sus esfuerzos en la película, y del proyecto nada más se supo. Aun y con estas y pese a no tener serie propia, Daredevil ha tenido apariciones más o menos relevantes en diversas series protagonizadas por otros héroes de la casa, destacaran sobre todo su aparición en los 4F noventeros en un episodio que adaptaba la mítica batalla del Edifico Baxter, o su presencia en la serie Spiderman y sus Asombroso Amigos, donde sería traducido al español/latino como Drago Dragon, sería precisamente en Spiderman donde tendría su aparición más destacada en este caso en la serie de los 90, donde se vería al DD más autentico, se narraría su origen en una versión muy parecida a la que luego se llevaría al cine y en la que DD tras un enfrentamiento inicial se aliaria Spidey contra Fisk.. todos estos capítulos junto a la apariciones de DD en los 4F han sido recopiladas en un DVD bajo el titulo Spiderman vs Daredevil. En cierta medida se podría incluir también en este ámbito los DVD que salieron al mercado hace unos años, los cuales trataban de fusionar comics y animación, incluyendo en su interior comics (en el caso de DD, la saga Diablo Guardián y la primera mini de Ultimate DD y Elektra) y efectos sonoros o de animación a partir de los mismos.

Daredevil y los videojuegos: Con motivo del estreno de la película, Daredevil iba a tener también un videojuego para PS2,. GameCube y Xbox, la empresa encargado de desarrollarlo era Encore, e incluso se distribuyeron avances al respecto, finalmente y en una muestra más de la mala suerte del personaje el proyecto no vio la luz, y fue cancelado, eso no impidió que más tarde y para la portátil de Nintendo, Game Boy Advance saliera un videojuego de plataformas protagonizado por el personaje, que paso en líneas generales sin pena ni gloria.

Daredevil y los libros: Varias han sido las novelas protagonizr el personaje, desde la adaptación de la película, a trabajos como el de Christopher Golden en los 90, sin embargo todas ellas están inéditas en España, no sucede así sin embargo con los libros de , se trata de toda una serie de libros del palo de “tu eres el protagonista”, en los cuales vas a una página a otra del libro en relación a las elecciones que hagas ante las posibilidades que te va dando el libro, Daredevil protagonizó uno de estos libros, editados en los 80 por Forum, el libro en cuestión recibió el sobrenombre de “Trampa para un superhéroe”, donde DD debía demostrar su inocencia ante una trama decidida a hundirle. Más reciente es la salida del libro de Eduardo Serradilla, Daredevil: Demonios y Oscuridad, editado por Dolmen Editorial, se trata de un interesante y exhaustivo repaso a la trayectoria del cuernecitos, con multitud de datos sobre los diversos comics del personaje y con el único defecto de carecer de una guía de lectura elemento casi imprescindible en este tipo de libros.

Daredevil varios: No convendría terminar este somero repaso sin hacer una leve referencia a las apariciones del Daredevil en el merchandising relacionado con las casa de las ideas; muñecos, estatuas, litografías, posters etc, la lista es demasiado larga como para enumerarla aquí, y es que aunque en este ámbito la presencia de DD es mucho menor que la de otros iconos de la casa, no por ello deja de ser interesante aunque solo sea mentarla. En otro ámbito habría que situar la excelente banda sonora de la película, con canciones potentes y pegadizas, sin duda lo mejor que salió de la película del personaje.

viernes, 4 de enero de 2008

Más vale tarde que nunca: Civil War

Bastante polémica ha creado este crossover marvelita por esta blogosfera nuestra, y eso que a todo el mundo parece parecerle una mierda, tal vez sea un poco tarde para hacer un balance del evento del año pasado, pero vaya al y como dice el titulo, más vale tarde que nunca, así que ahí va mi opinión sobre Civil War.

Muchas expectativas había generado el planteamiento de Civil War, todo el mundo parecía coincidir en que la cosa tenía buena pinta y que si Marvel hacía las cosas bien el comic podía resultar sumamente interesante...finalmente Marvel no hizo las cosas como tenía que hacerlas y el asunto salió como salió, demasiados mentes ¿pensantes?, demasiada atención mediática, demasiados golpes de efecto, demasiada “realidad” para un mundo de ficción a la que esta no puede si no que perjudicarla, sea por una cosa u otra la Civil War se queda en un quiero y no puedo que ni siquiera deja entrever un futuro medianamente interesante.

Muchos son los elementos que se han criticado de Civil War, muchas han sido los debates en torno a que bando tenía la razón, e incluso muchos han sido los que, sin ningún tipo de miramiento, han llamado villanos a los lideres de uno u otro bando y es que realmente lo que más me ha fascinado de la Civil War es la enorme cantidad de debates interesantes que se han generado en torno al comic: que si refleja la situación política de los USA, que si la vieja polémica libertad vs seguridad, que si la perdida de confianza del pueblo en sus héroes, etc, todos ellos son temas que se adivinaban detras de la Civil War, todos son temas que Marvel o bien ha ignorado directamente o bien solo ha tocado de refilón; y es que Civil War ante todo aparece ante nuestros ojos como un mero espectáculo de fuegos artificiales, un espectáculo además que ni siquiera es bello ante la incapacidad narrativa de un mediocre Steve McNiven, aunque claro teniendo en cuenta que el guionista de asunto era Millar uno, no esperaba mucho de la miniserie central, estaba claro que esta se convertiría en una mera excusa para que los superhéroes de la casa se dieran de ostias (lo que si el tema hubiera estado bien rodeado no hubiese tenido nada de malo, al fin y al cabo los comics de superhéroes han de ser ante todo entretenidos, y han de tener grandes dosis de acción) , lo que si ha resultado más decepcionante es que toda la saga haya sido solo eso, una mera excusa para que todos se dieran de ostias sin un objetivo claro.

Planteada la saga como un enfrentamiento entre un bando pro-sistema a favor de una legalidad cuestionable en cuanto a su catadura moral, pero incuestionable en lo que respecta a su legitimidad (en tanto en cuanto la democrática procedencia de la misma) frente a un bando antisistema cargado con la razón moral (algo que me parece incuestionable en el contexto de un universo de ficción como es el Universo Marvel) pero ilegal e ilegitima en cuanto a su actitud nada democrática, el mismo conflicto se convierte en una tomadura de pelo cuando el bando antisistema no propone una alternativa seria y se limita a esconderse en las sombras y planear un ataque final; leí en algún sitio que el Capitán América perdió la guerra cuando perdió el favor del público, podría estar deacuerdo, aunque solo en parte, el Capitán América perdió la guerra cuando no hizo absolutamente nada para recuperar ese favor, a no ser, claro esta, que darse de estacazos en medio de una urbe superpoblada cuente como acto de reivindicación política; todo esto me resulta especialmente curioso además teniendo en cuenta que el Capi tenía muchas ventajas a ese respecto, era el símbolo de un país por el que había sangrado, por el que había muerto, por el que lo había dado todo, el Capi no solo no aprovecha ninguna de sus cartas si no que parece despreciarlas para recurrir a una mera acción clandestina de dudosos resultados, cuando tienes tantas armas a tu favor y eres incapaz de usarlas realmente mereces perder, mucho se ha criticado el final de Civil War, y si es cierto que puede resultar bastante anticlimático, pero visto lo visto y tal y como se desarrollo el conflicto ¿qué podía pasar si ganaba el Capi?, es decir con todo el país en contra la victoria frente a Iron Man no hubiese significado nada, lo peor de ese número 7 de Civil War, no es ese final, no, lo peor es que desde el número 2 de la mini ya sabes que el Capi no tiene alternativa, que esta vencido, la batalla final solo es un (sangriento, estúpido e innecesario) tramite a cubrir, ¿o es que acaso el Capi y sus aliados iba a atacar el Congreso de los USA y a imponer la derogación de una ley?, ¿cuál era la alternativa del Capi, que pretendía conseguir con el conflicto?.

Se ha señalado que lo mejor de la Civil War es el panorama que ha quedado tras el conflicto, lamento disentir, Civil War solo ha servido para encanallar el Universo Marvel, para quitarle gran parte de su magia, para hacer que los héroes dejen de serlo; y es que sin duda alguna lo peor de Civil War son sus consecuencias, dos de sus principales iconos ( Iron Man y el Capi) manchados para siempre por sus actos en el conflicto, otro (Spiderman) atrapado en una situación de imposible salida, unos superhéroes que dejan de serlo y se convierten en superpolicías al servicio de un poder político que parece puede usarlos a su antojo. Pese a esto si se puede decir que Civil War tiene una virtud es que el Universo Marvel que sale de la saga es distinto muy distinto al que había antes de ella (veremos lo que dura), pero desgraciadamente no es un universo mejor si no todo lo contrario.

Escribía hace ya un tiempo acerca de los peligros de la Civil War, del riesgo de que la credibilidad de un concepto de ficción como el Universo Marvel saliera muy tocado por acercarse demasiado a la realidad, confiaba por entonces en que el buen hacer de las mentes ¿pensantes? de ¿La Casa de las Ideas? pudieran salir con habilidad del embrollo, el tiempo ha demostrado que no ha sido así, demostrando de paso (por si a alguien le queda alguna duda) que no es bueno hacer comics de superhéroes excesivamente realistas, vale por ese camino han salido alguna de las mejores obras del genero, pero salvo excepciones puntuales (y siempre en personajes proclives a ello como DD y no en universos de ficción al completo) siempre se ha tratado de comics sueltos, no integrados en una continuidad, no con vocación de perdurar, DK, Miraclemen, o Watchmen son obras autocontenidas con principio y final, intentar acercar demasiado a la realidad un universo de ficción entero como el Universo Marvel ha sido un grave error, el UM (igual que UDC) juega con sus propias reglas, reglas que todos conocemos y más o menos aceptamos (la tan traída y llevada “suspensión de la incredulidad”), Civil War ha estado cerca de volatilizar esas reglas y con ellas la credibilidad de todo el UM, ¿por qué ahora el publico desconfía de loa héroes y no hace no se diez años?, ¿o es que los héroes solo han puesto ahora en peligro a “inocentes”?, ¿podemos pretender que el poder político controle y regule todo en un mundo donde existe Galactus?, llevado más allá el concepto y pegándonos más la realidad ¿por qué hay sequía en un mundo donde existe Tormenta?, ¿por qué la Tierra es invadida continuamente por extraterrestres sin que ese mismo poder político haga nada al respecto?, en definitiva ¿por qué para unas cosas la mentes ¿pensantes? del UM quieren estar pegados a la realidad mientas que para otra huyen de ella como quien escapa del diablo?, en el momento en el que te acercas demasiado a la realidad, en el que pretendes mostrar a los superhéroes como si existieran el mundo real (que es la base fundamental del ¿acaso la policía no se forma y pasa unos exámenes antes de serlo, acaso los médicos no están colegidos etc, si en el mundo real, si, ¿en el UM?, hasta ahora se llamaba “suspensión de la incredulidad”), pero solo para aquello que te interesa, estas haciendo trampa, y eso es lo que es Civil War, una jugada tramposa llevada a cabo por una editorial con demasiadas ganas de llamar la atención, y poca a preocupación por el contar historias de calidad.

A todo esto y volviendo a los comics que componen el evento en si, lo cierto es que este, ni siquiera destaca por su cohesión, nos habían vendido la moto de que “el UM se ha vuelto a cohesionar”, cuando lo único que hemos podido ver es a Iron Man diciendo una cosa y la contraria en la misma conversación solo que vista en dos comics distintos, a Reed Richards comportándose y diciendo cosas totalmente distintas según si saliera en los 4F o en Civil War etc, en definitiva ¿qué se puede esperar de una editorial que ni siquiera es capaz de coordinar a dos escritores (JMS y Millar) para que cuenten lo mismo?, pues una chapuza y eso es lo que (a todos los niveles) lo que ha resultado ser Civil War, en fin en el horizonte asoma ahora World War Hulk, que promete dar lo mismo que Civil War, esto es ostias sin sentido, claro que en este caso todo parece indicar que el evento si cumplirá con lo que a priori promete, y WWH no parece engañar a nadie, algo es algo (que dijo un calvo cuando le salió un pelo en la rodilla).